PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¡Café amargo!

Elena Fraile

¿Les gusta el café con azúcar, o son de los que lo toman amargo?

Si les gusta con azúcar, tengan en cuenta que su sobre de azúcar les puede salir más caro en el futuro.

Si ponemos la calculadora en marcha, un sobre de azúcar les puede salir un 11% más caro. El motivo: la posible subida del IVA, hasta del 21%, de este producto básico, que hasta ahora se encontraba en el 10%. Y si sumamos y sumamos, también repercutirá en el precio final de su café, y asimismo en el de su desayuno, si eligen repostería.

Bueno , en principio, son impuestos para las bebidas azucaradas me pueden decir, es cierto, pero su base es precisamente el azúcar.

Así, con azúcar, quiere paliar el Gobierno el alto déficit público.

El Ejecutivo pretende reducir el elevado déficit público sólo con ingresos, sin rebajar el gasto. Dice el Gobierno que, para ello, impondrá más impuestos, más IVA al azúcar para intentar recaudar 9.000 millones extra.

Precisamente, el Gobierno suspendió las reglas fiscales de déficit y de deuda para anunciar un incremento del 53% del gasto para confeccionar los Presupuestos del 2021; que ya están en Bruselas, pero que no han llegado en el mejor momento porque la Comisión Europea ya ha dado un toque de atención a Pedro Sánchez por atacar la separación de poderes en su intento de realizar una reforma judicial, al cambiar el criterio del sistema de elección de la del CGPJ.

Quiere sus propias normas para manejar a su antojo, y esto puede ser tan peligroso como lo es aplicar este tratamiento de abrir la caja de los impuestos para aplicarlos, por ejemplo, al azúcar.

El azúcar es importante para el funcionamiento del organismo y particularmente para el cerebro, ya que las neuronas, para mantener su integridad y funcionalidad, precisan de un suministro constante de glucosa desde el torrente sanguíneo.

¡Algunos políticos deberían revisar las neuronas y practicar MÁS AZÚCAR!

Seguro que dirán que el azúcar no es bueno para la salud, pero no lo es si se toma sin medida y se abusa. Pasa con todo.

El azúcar está presente en nuestra dieta desde hace unos 125 años. Curiosamente, se ha convertido en uno de los ingredientes más utilizados en nuestra alimentación. Especialmente en los últimos 30 o 40 años, porque el desarrollo de la industria alimentaria ha hecho que esté presente en más del 74% de los productos envasados en los supermercados. Y parece que hasta ahora no se habían dado cuenta.

Entonces, ¿se trata de una medida sanitaria para proteger nuestra salud de los excesos de azúcar o es una medida económica para elevar aún más la tensión arterial de los ciudadanos a base de impuestos?

Respondan ustedes mismos.

Insisto, ¿Les gusta el café con azúcar? Si su respuesta es afirmativa, ya saben que se tendrán que rascar el bolsillo, y si le ponen repostería al desayuno… ¡Échense a temblar!

Pero que nadie les amargue el día, y menos el café. Al menos, les queda la opción de tomarlo más amargo.

Mientras tanto, ¡sigan echándole azúcar a la vida!