Necesario y prioritario

Necesario y prioritario

Elena Fraile
18 diciembre, 2020
|
Actualizado: 18 diciembre, 2020 21:51
|
PUBLICIDAD

El Gobierno quiere repartir unos 7.000 millones de euros anuales en ayudas para las renovables entre todos los consumos energéticos. Para ello creará un fondo Nacional para la sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE) un Fondo que prevé aprobar el Gobierno en un anteproyecto de ley para trasladar el coste de las primas renovables del recibo de la luz a todas las energéticas.

El nuevo fondo se nutriría de las aportaciones que los comercializadores de electricidad,productos petrolíferos y gas, tendrán que hacer trimestralmente, en función de sus ventas. Habrá exenciones y compensaciones para los sectores con menor capacidad de adaptación al nuevo sistema. Aunque el Gobierno aún debe concretar, cómo se va a repercutir el coste con relación al contenido energético de los productos vendidos, atendiendo a la estructura energética de nuestro país. Este  sería inicialmente el reparto: el sector eléctrico se quedaría con el 30%,el gas con el 25% y los carburantes con el 45% aunque estos porcentajes podrían variar en función de la demanda futura.

Beneficiadas las empresas eléctricas que verán compensada la factura, ya que las compañías eléctricas llevan años quejándose de que el coste de reducir las emisiones de CO2 recae tan sólo en ellas. Aseguran que tienen las tecnologías limpias más baratas , como la eólica o la solar y creen que esto desequilibra  el esfuerzo que debían hacer todas la energías para cumplir los objetivos climáticos y les penaliza a la hora de competir con el petróleo o el gas.

En el otro lado, las petroleras , desde Repsol se ha mostrado no conforme con el reparto , ni con este Fondo; porque dicen que ellos han cumplido y qué el objetivo del fondo no es financiar a las energías renovables, sino «pagar a los fondos de inversión que invirtieron en España en el pasado, en unas energías renovables cuando no eran competitivas y también pagar los dividendos de las electricas y sus errores del pasado», es lo que decía esta semana el CEO de Repsol, Josú Jon Imaz.

En principio, este Fondo nace como un Fondo de Responsabilidad Sostenible para adaptarse al Acuerdo de París que entró en vigor hace casi 4 años. Llega el momento en el que no sean sólo los consumidores eléctricos los que contribuyan o hayan contribuido en estos años con más de 30.000 millones de euros a retribuir a las energías renovables. Ahora, precisamente las petroleras se están convirtiendo en las más renovables del mundo, vendiendo electricidad limpia a sus clientes.

Pero ahora queda que el Gobierno implante una metodología que todos entendamos  y que permita conocer el impacto de la huella de carbono. Se convierte en algo necesario y prioritario para entender estas decisiones.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD