Niebla en el horizonte

Niebla en el horizonte

Elena Fraile
26 septiembre, 2020
|
Actualizado: 26 septiembre, 2020 0:26
|
PUBLICIDAD

Si el verano nos parece que ha sido corto, ¡¡¡el otoño nos parecerá eterno!!!

Con los actuales datos en la evolución de la pandemia, con datos económicos que no cuadran, y sin las soluciones políticas que merece la gravedad de la situación, no puedo más que sufrir escalofríos; como los que provoca el frío y la húmeda niebla en invierno.

Nuestro abrigo, esos 140.000 millones de euros anunciados en transferencias directas y préstamos, representan una oportunidad  para salir de la crisis y transformar el modelo productivo de la economía española, pero la partida aún no está ganada.

La Comisión Europea ha puesto sobre la mesa algunas recomendaciones respecto al funcionamiento del fondo y su utilización, y muestra un camino para recorrer en poco tiempo.

Los Gobiernos disponen de menos de un mes para enviar a Bruselas sus planes nacionales de recuperación, y así optar al desembolso de las ayudas a principios del año que viene. Eso, siendo optimistas.

Algunos países ya han hecho sus deberes y aprobado sus planes de inversión. Por ejemplo, Francia, que ya ha aprobado su programa de inversión, explica qué parte se financiará con ayudas europeas y cómo se articulará el programa con los presupuestos generales.

Cualquier demora en este plan de recuperación retrasaría el acceso a estos fondos tan necesarios, sobre todo porque la Comisión necesita al menos dos meses para examinar todas las peticiones que le lleguen antes de aprobarlas.

El plan debe contener e identificar las inversiones en economía digital y en transición ecológica; y evidenciar, en definitiva, la voluntad reformista de cada Gobierno y mostrar los cambios normativos sobre las recomendaciones enviadas por Bruselas, en especial las más recientes.

Entre estas últimas recomendaciones, la Comisión Europa encomienda a España mejorar los resultados en materia de empleo y adoptar medidas que pongan las cuentas públicas en una senda de equilibrio. Eso sí, cuando las condiciones económicas lo permitan.

Todo ello en un escenario donde los sectores de hostelería y restauración, transporte, actividades culturales y otros servicios están al borde de la quiebra.

Se necesita, por tanto, un diagnóstico muy preciso para identificar los negocios que tienen una probabilidad razonable de ser viables a medio plazo, que necesitan inyecciones de capital.

En Alemania, por ejemplo, ya se han ampliado las competencias de su agencia de garantías de crédito, la denominada como KfW; y Francia también se dispone a adoptar medidas.

¿Y España? ¿Dónde estamos? Pues aún no se sabe. Sólo la guerra política.

Esto es, la niebla en el horizonte.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD