Un cambio de rumbo

Un cambio de rumbo

Elena Fraile
13 noviembre, 2020
|
Actualizado: 13 noviembre, 2020 23:32
|

Una vacuna contra la Covid19 se ha percibido como la única solución fiable para hacer frente a la pandemia.


En esta espera todas las medidas desplegadas a un inmenso coste económico, social y personal con la reducción drástica de la interacción social y la movilidad, el rastreo y la prevención, no son más que recursos para ganar tiempo y minimizar los daños durante la espera.

Muchos estados, empresas e investigadores se han lanzado a una carrera científica en la que la urgencia, las expectativas y las garantías debían guardar un delicado equilibrio.

La noticia esta semana de una posible vacuna, que aunque aún se encuentra en fase experimental ha generado la lógica reacción de alivio, que se ha visto traducida en el auge, en la bolsa, no sólo de dichas empresas, sino de todos aquellos valores que los mercados asocian directamente a la salida del túnel, como los turísticos.

Pero el efecto devastador que dejará el coronavirus aún no se conoce, no se conoce la dimensión del daño que puede producir.

El nivel de protección del 90% que calculan los creadores de esta vacuna supera con mucho incluso las expectativas más optimistas. Pero antes de lanzar las campanas al vuelo se debe recordar que los resultados son aún iniciales, no han sido sometidos todavía al contraste de la opinión de expertos no vinculados con la investigación y aún no se puede asegurar durante cuánto tiempo se mantendrá la inmunidad.

Incluso si la vacuna resulta ser efectiva, para que la noticia sea algo más que una luz al final del túnel hay todavía trabas que superar. Que las primeras remesas estén disponibles dentro de poco no significa que su producción, su distribución y adquisición esté solucionada, y las prioridades en su administración, claras. Después de tantos meses esperemos que esto no nos cambie la ilusión y la sonrisa de la emoción que nos produce estas noticias.

Noticias Relacionadas: