Programas del domingo
Trampas al solitario con los ERTE

Trampas al solitario con los ERTE

Rubén Gil
17 enero, 2021
|
Actualizado: 17 enero, 2021 10:42
|
PUBLICIDAD

Ante un nutrido grupo de inversores que se daban cita esta semana en una nueva edición del Spain Investor Day, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, defendía la necesidad de perpetuar los ERTE para convertirlos en un elemento estructural de nuestro mercado laboral. La idea es que cuando pase la pandemia, aquellas empresas con problemas económicos no opten por la vida del despido, si no que exploren la posibilidad de ajustar la jornada de sus trabajadores.

A cambio el Gobierno obtiene un doble beneficio. Por un lado se ahorra una parte importante del gasto en prestaciones (siempre es más barato pagar una parte que el todo) y por otro consigue maquillar las cifras de desempleo ya que los trabajadores acogidos a un ERTE no aparecen en las listas de parados registrados. Lo que viene siendo hacerse trampas al solitario.

El planteamiento de Escrivá coincide con una nueva negociación sobre la prórroga de los ERTE que, como ya sucediera en octubre, amenaza con alargarse hasta que estemos en el tiempo de descuento con la bocina a punto de sonar. El conflicto esta vez radica en que el Gobierno y los sindicatos se han enrocado en no dejar a las empresas despedir a los trabajadores que han estado en un ERTE sin tener que devolver hasta el último euro recibido en ayudas. Enfrente los empresarios, que quieren tener la posibilidad de adecuar su nivel de gasto al nuevo nivel de ingresos que se avecina en los próximos meses.

Olvida el Ejecutivo que la pandemia ha llevado a miles de compañías a no tener ni siquiera ingresos suficientes para afrontar sus gastos más básicos. Son las llamadas empresas zombi. La solvencia de muchas de ellas empieza a peligrar y no quedará más alternativa que la quiebra y el cierre. Si desgraciadamente se diera ese caso, más vale que puedan tener la opción de ajustar gastos despidiendo a un solo trabajador que verse obligadas a cerrar poniendo en la calle a toda la plantilla.

Noticias Relacionadas: