PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El eje franco-alemán lidera el rescate de Europa

Paul Mielgo

Alemania y Francia acuerdan apoyar un fondo de medio billón de euros respaldado con subsidios y no con créditos, para ayudar a la Unión Europea (UE) a sobrellevar la peor recesión de su historia.

PUBLICIDAD

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, proponen un plan para distribuir el dinero a los estados miembros, con pagos basados en contribuciones al presupuesto del bloque. Los líderes de las dos economías más grandes de la UE se han presentados juntos este lunes ante la prensa en una demostración de unidad para cerrar divisiones profundas sobre el fondo de recuperación, la herramienta clave para ayudar a los países más afectados por la pandemia de coronavirus.

“Cuando Alemania y Francia toman la iniciativa, esto alienta el proceso de formación de opinión en toda la UE”, dijo Merkel después de una video conferencia con Macron. “Tendremos que actuar en Europa para salir de esta crisis”, a la que ha calificado  como “el mayor desafío en la historia de la UE”. Con la posibilidad de que la carga compartida se vuelva más tangible, las primas de riego periféricas han recibido la propuesta franco-alemana con alivio. La Comisión Europea tendrá autoridad para pedir dinero prestado en los mercados de capitales.

El dinero se entregará en función de las necesidades de los estados miembros, mientras que los reembolsos se vincularán a las cantidades pagadas a las arcas del bloque, según Macron. El fondo de 500.000 millones de euros se sustenta en cuatro pilares: estrategia sanitaria, fondo de reconstrucción para la solidaridad y el crecimiento, aceleración de la transición ecológica y digital y el fortalecimiento de la capacidad y soberanía industrial europea.

PUBLICIDAD

El plan marca un paso histórico para reforzar el poder financiero de la UE sin romper los tabúes alemanes sobre los préstamos y su condicionalidad. La iniciativa debe ser todavía aprobada por los Veintisiete y estará anclada en el marco de los presupuestos plurianuales de la UE. Los países todavía están negociando cómo será el mecanismo de recuperación final. La última propuesta debe presentarse el 27 de mayo. El acuerdo entre París y Berlin “reconoce el alcance y el tamaño del desafío económico que enfrenta Europa”, dijo en un comunicado la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Por un lado, está el impulso liderado por España e Italia para obtener más subvenciones y préstamos comunes, mientras que, por otro lado, los Países Bajos, Suecia y Dinamarca quieren más préstamos para limitar el riesgo de quedarse atascado en el pago de la factura. La mayoría de los países miembros más afectados han estado confiando en el fondo de recuperación. Los planes preliminares de la Comisión incluirían una combinación de préstamos y subvenciones, así como fondos que se utilizarán como garantías para movilizar la inversión privada, ayudar a las compañías sólidas a reponer capital e invertir en sectores estratégicos.

PUBLICIDAD