PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Banco Central Europeo. /EFE

El preludio de un enfrentamiento en Europa

Los 27 líderes de la Unión Europea se enfrentan este jueves a una tensa reunión por videoconferencia, sin una propuesta concreta para financiar el controvertido fondo de recuperación.

PUBLICIDAD

La hoja de ruta distribuida a las delegaciones nacionales por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, no contiene detalles sobre la cantidad, los objetivos específicos, ni el marco temporal necesario para atajar la recesión más profunda que se recuerda en el Viejo Continente.

La ausencia de detalles allana el camino para otra reunión maratoniana en medio de las profundas divisiones entre los estados miembros sobre cómo compartir la factura para salvar sus maltrechas economías. En la carta enviada a los líderes europeos, Michel se limita a pasar la patata caliente a la Comisión Europea para que se encargue de “analizar las necesidades exactas y presente una propuesta acorde con el desafío que enfrentamos”. La posición que defienda España es incierta.

El gobierno de Pedro Sánchez propone la creación de un fondo de hasta 1,5 billones de euros, financiado con deuda perpetua, vinculado al presupuesto de la Unión Europea. Pero este ambicioso plan nada tendría que ver con lo que ha dicho su homólogo y aliado del sur.

PUBLICIDAD

El primer ministro italiano, Guiseppe Conte, ha desvelado que el Gobierno español tiene interés en acudir al MEDE, el fondo de rescate europeo. De hacerlo, España y los países que soliciten las ayudas corren el riesgo de tener sus economías intervenidas por Bruselas, aunque desde el Eurogrupo, su presidente Màrio Centeno asegura que estas líneas de crédito destinadas a paliar el impacto económico del coronavirus no conllevan condiciones. Pero quién sabe si volverán los recortes.

Ante la fuerte resistencia de los halcones del norte (Alemania y Holanda), incluso Italia parece estar cediendo a su demanda de emitir deuda conjunta o eurobonos. Aún así, los borradores que se barajan antes de esta cumbre, la cuarta desde el comienzo de la pandemia del Covid19, dejan muchas preguntas en el aire y auguran un nuevo fracaso.

PUBLICIDAD