PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Ángela Merkel, canciller alemana.

La locomotora europea se prepara con el virus bajo control

Paul Mielgo

Alemania quiere volver a la actividad y aliviar así las medidas de contención del coronavirus. La mayor economía de Europa se prepara para reabrir restaurantes, tiendas e incluso planea reiniciar la competición de la Bundesliga de fútbol. Si bien se están levantando muchas restricciones, el distanciamiento social se extenderá al menos hasta el 5 de junio.

PUBLICIDAD

La canciller Angela Merkel ha pedido a los alemanes prudencia para minimizar el riesgo de una segunda oleada de infecciones. “Podemos decir hoy que tenemos la primera fase de la pandemia detrás de nosotros”, ha dicho Merkel este miércoles, después de reunirse con los líderes de los 16 landers del país. Según el plan, las autoridades regionales tendrán mayor margen para decidir el ritmo de los movimientos, algo que ya estaba ocurriendo en la práctica.

Bavaria marcó la pauta el martes al anunciar que las tiendas y centros comerciales más grandes de estado del sur pueden volver a abrir a partir del próximo lunes. Les seguirán los restaurantes el 25 de mayo y los hoteles a partir del 30 de mayo. A fines del mes pasado, algunas pequeñas tiendas y concesionarios de automóviles pudieron reanudar sus negocios, mientras que esta semana peluquerías y escuelas abrieron sus puertas. Merkel, que ha caracterizado siempre por su cautela, se ha visto presionada para acelerar la salida del país de una crisis que ha llevado a la actividad empresarial en algunos sectores a un punto muerto. Se prevé que la economía se contraiga un 6,3% en 2020, más que durante la crisis financiera de hace una década, según las proyecciones del gobierno.

La canciller ha insistido en que Alemania abordará un plan de reactivación de la locomotora europea y que se discutirá a principios de junio. “Primero tendremos que ver qué sectores no tendrán la oportunidad de volver en más tiempo”, ha asegurado. “No es que solo se pueda hablar de un reinicio de la economía si el gobierno da más dinero. De hecho, necesitaremos un programa de estímulo, pero la iniciativa debe venir de las empresas”.

PUBLICIDAD

Alemania ha destacado por su rápida respuesta a la pandemia y está siguiendo a países como Austria y Dinamarca, igualmente exitosos en contener el virus, para reactivar la economía. Países como Italia y España, más castigados por el Covid-19, puede que tarden más tiempo en volver a la normalidad o “nueva normalidad”. El número de nuevos casos de coronavirus en Alemania ha reputado este miércoles por primera vez en seis días, según datos de la Universidad Johns Hopkins, pero la tasa de contagio ha seguido disminuyendo.