Teletrabajo, ¿se pincha la burbuja?

Teletrabajo, ¿se pincha la burbuja?

Rubén Gil
08 noviembre, 2020
|
Actualizado: 06 noviembre, 2020 11:57
|

Según la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre del año el número de personas que ha teletrabajado entre julio y septiembre ha descendido hasta el 10,3% desde el 16,2% de los ocupados que durante el trimestre anterior trabajaron desde su domicilio más de la mitad de los días.

Es cierto que el porcentaje de teletrabajadores está bastante por encima que el registrado en años anteriores. Peo también parece que lo que emergió como necesidad allá por marzo por culpa de la pandemia y el estado de alarma no se ha tornado en realidad algunos meses después.

La vuelta a la «normalidad» ha venido acompañada de una vuelta a la oficina. Los motivos son varios. Por un lado nunca hemos tenido en España cultura de teletrabajo. Al contrario, preferimos el presencialismo. Tenemos miedo a que la distancia afecte a la confianza entre empleado y empleador y pueda terminar repercutiendo negativamente en el desarrollo de la empresa. Lo refleja muy bien una encuesta de la consultora Mercer según la cual 9 de cada 10 responsables de RRHH cree que el rendimiento de la plantilla se verá mermado debido a que los directivos disponen de menor capacidad de supervisión.

Pero desde un punto de vista más emocional el teletrabajo tiene también una parte negativa para el propio trabajador. No todo el mundo se acostumbra a trabajar en soledad desde el salón de su casa. Algunos se ven fuera del grupo y sienten que la comunicación su empresa es menos fluida que antes. El tiempo dará y quitará razones, y demostrará si a pesar de la ley que ha puesto en marcha el Gobierno el teletrabajo ha venido para quedarse o terminará siendo una burbuja que puede estar a punto de pincharse.

Noticias Relacionadas: