PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La digitalización, el tren al que se sube el sector de la restauración para 2020

El sector de la restauración ha sido uno de los últimos en adaptarse a la digitalización. Sin embargo, hoy es uno de los que más disfruta de las múltiples ventajas que le brindan las nuevas herramientas. Un proceso de tranformación digital que ha generado nuevos clientes y proyectos alternativos adaptados a las nuevas tendencias.

Jaime Arteaga, cofundador de DO EAT!, Carlos Arévalo, director comercial de Pastelerías Mallorca, Iván Martín, director de Franquicias de Grupo Alsea en Iberia y Gregoire de Lestapis, CEO de October han analizado en Capital Intereconomía la situación del sector de la restauración organizada y los retos para el futuro.

“El cliente tiene cada vez más información y manda más que nunca. Por encima de todo valora la inmediatez” señala Arteaga(DO EAT!). Un cambio de comportamiento en la industria restauradora que también ha aprovechado Pastelerías Mallorca, con casi 90 años de existencia. “La gente come cada vez más fuera de casa. Las herramientas digitales nos exigen dar respuesta a otros clientes”, apunta Arévalo(Pastelerías Mallorca). Una diagnóstico en el que coincide Martín(Alsea Iberia), ya que “el cliente pide velocidad de respuesta y experiencias diferenciales en el establecimiento físico”. Nuevos conceptos como Foster’s Street o VIPS Smart, donde las terminales digitales sustituyen las comandas tomadas en mesa por el camarero, son dos ejemplos de adaptación a los nuevos tiempos.

Un proceso de transformación digital que ha generado nuevos clientes, diferentes proyectos de inversión y también métodos de financiación alternativos como October, una plataforma de préstamos dotada de una flexibilidad y rapidez con la que no cuentan los métodos tradicionales. “La financiación bancaria no es tan estable y le cuesta adaptarse a determinados proyectos particulares. Nosotros podemos ofrecer fondos en una semana” explica Gregoire de Lestapis, CEO de October, que corrobora la apuesta por otros vehículos de financiación en la restauración organizada. Casos de transformación vertiginosa de la economía real posibles gracias a la tecnología.