Punto Pelota logo

Así fue el roto de Luka Doncic a Víctor Claver y el Barça

Así fue el roto de Luka Doncic a Víctor Claver y el BarçaAsí fue la exhibición de Doncic

JUANMA PÉREZ-NOYA | La magia de Luka Doncic parece inacabable. El genio, nacido en Eslovenia hace sólo 18 años, tiró del Real Madrid en Euroliga para pasar por encima del Barça. 12 puntos (87-75) sacaron los de Pablo Laso al equipo de Sito Alonso. Además, el partido se recordará por el triple desde 25 metros del escolta y por su doble finta a Víctor Claver, que acabó desparramado por el suelo del Palacio de los Deportes.

PUBLICIDAD

Doncic cerró el tercer cuarto con un triple desde su casa

Pensábamos que Sergio Llull tenía la exclusividad de mandarinas como esta, pero parece que en Ljubljana también las cultivan. El tercer cuarto estaba a punto de finalizar y, con el Madrid ganando de 15, Doncic se la jugó desde el otro extremo de la cancha.


El WiZink Center se vino abajo cuando el triple entró limpio. Luka, ni corto ni perezoso, sonrió a la grada con un gesto cómplice que agrandó aún más la canasta. Técnica, carácter y estética. El jugador perfecto.

El regate de Di María a Puyol tiene sucesor: la finta de Luka Doncic a Víctor Claver

Minutos más tarde, los de Laso comenzaban a desperdiciar su ventaja a base de ataques sin cabeza. En lugar de contemporizar y buscar puntos clave, el equipo se dejó ir. El Barça fue más inteligente y, robando y contraatacando, se acercó peligrosamente en el marcador. Es en esos instantes cuando los genios deben aparecer y, una vez más, Doncic supo ser decisivo y cerrar el Clásico del baloncesto.


A falta de 3 minutos para el final, apuró la posesión y atrajo a Víctor Claver para jugarse una penetración o el triple. El valenciano se comió dos de sus fintas y acabó desparramado en el suelo. Todo un NBA a los pies de un niño.


La jugada recordó, salvando las distancias y el deporte, al regate de Di María a Puyol en el Camp Nou. De imagen icónica, a imagen icónica. Y es que, ni en Madrid ni en Europa se recuerda un talento igual desde el mítico Dražen Petrović. Disfrutemos de Doncic el tiempo que podamos.