Punto Pelota logo

El Real Madrid jamás cederá el Santiago Bernabéu para que el Barça juegue la final de la Copa del Rey

JUANMA PÉREZ-NOYA | Mientras Florentino Pérez sea el presidente del Real Madrid, el Santiago Bernabéu estará vetado para el Barça. El club no les cederá su estadio para que jueguen la final de la Copa del Rey. La entidad culé ya se lo hizo con el equipo blanco, allá por 2004. Además, en 1997, ultras azulgranas destrozaron los baños del estadio cuando jugaron allí contra el Betis. Gaspart, vicepresidente del Barcelona, sobornó al encargado de megafonía con 25.000 pesetas para que pusiera su himno cinco veces. Por último, gran parte de la afición culé presume de sus continuos pitos e insultos al himno de España, la bandera y el Rey. En el Bernabéu no podrán hacerlo.

PUBLICIDAD

1997; Barça-Betis, y el himno culé en el Bernabéu

El Barça de Figo y Ronaldo se impuso al Betis en una final de Copa disputada en el Santigo Bernabéu. El Real Madrid aceptó sin problemas ceder su feudo a la Federación para que se disputase allí el partido. Antes de jugarse, Joan Gaspart usó su poder en la RFEF para que se instaurase como tradición (así ha sido desde entonces), que sonase el himno del equipo ganador al concluir el duelo. La norma era que se escuchase una vez.


Sin embargo, los espectadores de esa final recuerdan cómo se escuchó en bucle, hasta cinco veces. “Soborné al encargado de megafonía pagándole 15.000 pesetas por ponerlo tres veces. Le prometí que le daría 10.000 más si llegaba hasta las cinco repeticiones”, recuerda el exvicepresidente del Barcelona y actual vicepresidente de la Federación Española.

2004; el Barcelona se niega a que el Madrid juegue en el Camp Nou

El Madrid de Queiroz marchaba directo hacia el triplete hasta aquel 17 de marzo de 2004. La afición maña vibró con el definitivo gol de Galletti, que le daba el título al Zaragoza e iniciaba la debacle madridista, que acabaría con un año en blanco. Su carrera por la pista olímpica del Lluís Companys aún es recordada. Fue en este estadio donde se jugó la final… porque el Barça se negó a ceder el Camp Nou.

 

Barcelona era la ciudad ideal para acoger el evento y el estadio culé, el de mayor capacidad. Sin embargo, y aunque el club azulgrana lo niegue ahora, lo cierto es que dijeron a la Federación que no dejarían que el partido fuera en sus instalaciones. El Ayuntamiento de la Ciudad Condal buscó un acuerdo de última hora ofreciendo Montjuic, el campo del Espanyol, con 33.500 asientos menos.

PUBLICIDAD

En el Bernabéu sí se respeta el himno de España

Son numerosos los guiños del Barça al nacionalismo catalán. Forman parte de la libertad de expresión. Ahora bien, el Real Madrid ni debe ni quiere aceptar que su casa sea usada para promocionar la división, la violencia y el odio entre españoles.


Ningún madridista desea ver cómo en su casa se ataca a la bandera, se pita el himno o se insulta al Rey. Florentino Pérez lo sabe y se debe únicamente a los socios merengues. Para nada debe pensar en quien no les cedió su campo, quien se aprovechó de la hospitalidad blanca para mofarse de ellos o, ni mucho menos, en quien pretende faltar al respeto a los símbolos con los que se identifica la inmensa mayoría del madridismo.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®