Bruselas impone a Google la multa récord de 4.343 millones

Bruselas impone a Google la multa récord de 4.343 millonesGoogle.

La Comisión Europea (CE) ha impuesto a Google la multa más alta de la historia, 4.343 millones de euros, por ejercer prácticas ilegales con su sistema operativo para teléfonos móviles Android con el fin de reforzar el dominio de su buscador.

PUBLICIDAD

“Google ha impuesto restricciones ilegales a los fabricantes de dispositivos Android y operadores de redes móviles para consolidar su posición de dominio en las búsquedas en internet”, ha afirmado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Asimismo, Google tiene 90 días para cesar “las prácticas ilegales”con Android bajo pena de nuevas sanciones, como tener que pagar el 5% de su facturación mundial diaria de la matriz Alphabet. La tecnológica ha anunciado que recurrirá esta decisión.

“Hoy, Internet móvil representa más de la mitad del tráfico mundial de Internet. Ha cambiado la vida de millones de europeos. Nuestro caso es sobre tres tipos de restricciones que Google ha impuesto a Los fabricantes de dispositivos Android y los operadores de redes se aseguran de que el tráfico en los dispositivos Android vaya al motor de búsqueda de Google”, ha asegurado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

“De esta forma, Google ha utilizado Android como vehículo para cimentar el dominio de su motor de búsqueda. Estas prácticas han negado a sus rivales la oportunidad de innovar y compitan en los méritos. Han negado a los consumidores europeos los beneficios de la competencia efectiva en la importante esfera móvil. Esto es ilegal según las normas antimonopolio de la UE”, ha afirmado.

Según la UE, Google ha exigido a los fabricantes la preinstalación de la aplicación de búsqueda de Google y la aplicación del navegador (Chrome), como condición para otorgar licencias a la tienda de aplicaciones de Google (Play Store).

PUBLICIDAD

También ha realizado pagos a ciertos grandes fabricantes y operadores de redes móviles a condición de instalar exclusivamente la aplicación Google Search en sus dispositivos antes de ser puestos a disposición del público; y ha impedido a los fabricantes que desean preinstalar las aplicaciones de Google vender incluso un solo dispositivo móvil inteligente que se ejecute en versiones alternativas de Android que no fueron aprobadas por Google.

La estrategia de Google y el alcance de la investigación de la Comisión

Google obtiene la gran mayoría de sus ingresos a través de su producto estrella, el motor de búsqueda de Google. La compañía entendió desde el principio que el cambio de las PC de escritorio a Internet móvil, que comenzó a mediados de la década de 2000, sería un cambio fundamental para la Búsqueda de Google. Entonces, Google desarrolló una estrategia para anticipar los efectos de este cambio y para asegurarse de que los usuarios continúen utilizando la Búsqueda de Google también en sus dispositivos móviles.

En 2005, Google compró el desarrollador original del sistema operativo móvil Android y ha seguido desarrollando Android desde entonces. En la actualidad, aproximadamente el 80% de los dispositivos móviles inteligentes en Europa y en todo el mundo funcionan con Android.

Cuando Google desarrolla una nueva versión de Android, publica el código fuente en línea. En principio, esto permite a terceros descargar y modificar este código para crear otros sistema basados en Android.

La decisión de la Comisión no cuestiona el modelo de fuente abierta o el sistema operativo Android como tal

El código fuente de Android de acceso abierto cubre las características básicas de un sistema operativo móvil inteligente, pero no las aplicaciones y servicios patentados de Android de Google. Los fabricantes de dispositivos que desean obtener aplicaciones y servicios propietarios de Android de Google deben firmar contratos con Google, como parte de lo cual Google impone una serie de restricciones.

El gigante de Internet también firmó contratos y aplicó algunas de estas restricciones a ciertos grandes operadores de redes móviles, que también pueden determinar qué aplicaciones y servicios se instalan en los dispositivos vendidos a los usuarios finales.

La decisión de la Comisión se refiere a tres tipos específicos de restricciones contractuales que Google ha impuesto a los fabricantes de dispositivos y operadores de redes móviles. Estos han permitido a Google usar Android como vehículo para cimentar el dominio de su motor de búsqueda. En otras palabras, la decisión de la Comisión no cuestiona el modelo de fuente abierta o el sistema operativo Android como tal.

Google recurrirá la sanción argumentando que Android ha creado “más elección para todos”

“Android ha creado más elección para todos, no menos. Un ecosistema vibrante, rápida innovación y precios más bajos son marca distintiva de una competencia robusta. Recurriremos la decisión de la Comisión”, dijo la compañía en la cuenta de su oficina en Bruselas.

La CE impuso hoy a Google una multa de 4.343 millones de euros por ejercer prácticas ilegales con su sistema operativo para teléfonos móviles Android con el fin de reforzar el dominio de su buscador, la mayor sanción infligida en la historia del regulador comunitario.

“Google ha impuesto restricciones ilegales a los fabricantes de dispositivos Android y operadores de redes móviles para consolidar su posición de dominio en las búsquedas en internet”, dijo el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

En concreto, Bruselas alega que Google exigió a los fabricantes que preinstalen sus servicios de búsqueda (Google Search) y su navegador (Chrome) como condición para otorgarles la licencia de uso de su tienda de aplicaciones (Play Store).

Además, añade, hizo ciertos pagos a grandes fabricantes y operadores de redes móviles a condición de que instalasen por defecto su buscador, al tiempo que les impidió vender teléfonos inteligentes que tuviesen versiones alternativas de Android no aprobadas por Google.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®