Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra: 1,42 millones de sueldo, 1,89 millones de pensión

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra: 1,42 millones de sueldo, 1,89 millones de pensiónEl presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell.

El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, percibió 1,42 millones de euros en metálico en 2018, así como una aportación de 465.000 euros a su plan de prejubilación y ahorro a largo plazo, en el que ya acumula 1,89 millones.

PUBLICIDAD

Según ha informado este lunes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Abril-Martorell también percibió acciones por un valor equivalente a 211.000 euros como retribución variable en acciones y 26.000 euros en especie (primas de seguro de vida y asistencia sanitaria).

El consejero ejecutivo Ignacio Mataix, responsable del negocio de Defensa y Seguridad, Transporte y Gestión del Tráfico Aéreo (T&D), ganó 1,03 millones de euros en metálico (481.000 euros de sueldo, 483.000 euros de retribución variable a corto plazo y 73.000 euros de remuneración fija) en el primer año en el que está en el consejo, a lo que hay que añadir 318.000 euros de aportación a su sistema de ahorro, en el que ya acumula 320.000 euros.

Además, percibió 207.000 euros como retribución variable en acciones y 20.000 euros en especie (primas de seguro de vida, asistencia sanitaria y vehículo).

PUBLICIDAD

La también consejera ejecutiva Cristina Ruiz Ortega, responsable del negocio de Tecnologías de la Información, recibió 1,11 euros en metálico (550.000 euros, 483.000 de retribución variable a corto plazo y 80.000 de remuneración fija).

Además, la compañía aportó 148.000 euros a su plan de prejubilación y ahorro a largo plazo y percibió 207.000 euros como retribución variable en acciones.

Por su parte, Javier de Andrés, que fue consejero delegado de Indra y que dejó la compañía en diciembre de 2017, cobró 1,65 millones de euros en 2018, un 1,6 % más que el año anterior, en virtud del pacto de no concurrencia suscrito con la empresa, que le impide trabajar para la competencia.

Además, en diciembre de 2017 De Andrés percibió, con ocasión de su cese en la sociedad, el saldo acumulado a su favor en el plan de prejubilación y ahorro a largo plazo, que era de 5 millones de euros.

PUBLICIDAD

La junta de accionistas de Indra aprobó en junio pasado la modificación de la política de remuneraciones de los consejeros aplicable para los ejercicios 2018, 2019 y 2020, así como la autorización para la entrega de acciones a consejeros ejecutivos y altos directivos.

La retribución a medio plazo (RMP) de Indra se percibe íntegramente en acciones y sólo si el ejecutivo se mantiene en la compañía en los tres años de vigencia de esta política de remuneraciones y cumple con los objetivos marcados para ello.