Huawei defiende los despidos en España ‘como el desarrollo normal de una empresa’

Huawei defiende los despidos en España ‘como el desarrollo normal de una empresa’Richard Yu, CEO Huawei Consumer Business Group, durante la presentación del nuevo teléfono plegable Mate X, en el Mobile World Congress que se celebró en Barcelona. EFE/ Andreu Dalmau

La dirección de Huawei en España quita de momento hierro a la movilización convocada para el jueves por los representantes sindicales de sus trabajadores en este país, al defender que despedir a gente es algo que ocurre como parte del desarrollo normal de una empresa o de un sector.

PUBLICIDAD

«Este tipo de situaciones pueden producirse tanto en el marco de ajustes naturales en el mercado, como en el desarrollo de la organización de una empresa», ha asegurado la empresa en una breve declaración escrita remitida a Efe.

En ese sentido, recuerda además que Huawei emplea a más de mil personas en España y asegura que en lo que va de año ha realizado más de veinte nuevas contrataciones en España para cubrir diversos cargos.

Los sindicatos con representación en la filial española del gigante chino han convocado para el jueves una concentración de delegados sindicales ante su sede en Madrid en protesta por los 19 despidos efectuados por la compañía durante este año, que se suman a otros 38 en 2018 y 84 en 2017, según sus cifras.

PUBLICIDAD

El coordinador estatal de UGT en Huawei, Rubén Errasti, ha declarado este miércoles a Efe que su sindicato ha intentado llegar a un acuerdo con la empresa para que «hubiese un compromiso por escrito que garantizase el empleo a los trabajadores durante un tiempo» y para que «antes de tomar una decisión que afectara al empleo, dada la situación actual de la compañía, contara con los sindicatos».

«Ayer parecía que estábamos de acuerdo, pero hoy cuando se lo hemos pedido por escrito, y que fuese extensible al resto de los sindicatos, la empresa no lo ha hecho», ha añadido Errasti.

El grupo asiático se encuentra inmerso en una delicada situación a raíz del veto decretado por el Gobierno de EE.UU. que exige que las empresas estadounidenses en que un plazo de tres meses corten relaciones comerciales con ella. 

 

PUBLICIDAD