Una impresora 3D de hormigón levanta su primera vivienda en España

Una impresora 3D de hormigón levanta su primera vivienda en EspañaLa vivienda en España con impresora en 3D, una realidad
Tecnología

La primera vivienda construida en España utilizando únicamente una impresora 3D reduce los costes en un 35%. Las paredes están hechas de hormigón y se levanta la construcción de 60 metros cuadrados en tan solo 12 horas.

PUBLICIDAD

Pensada para trabajar directamente en la obra, la impresora 3D de hormigón de la empresa Be More 3D es capaz de imprimir una vivienda de 60 metros cuadrados en solo 12 horas.

Schneider Electric, líder en la transformación digital de la gestión de la energía y la automatización, está colaborando en el proyecto piloto de la primera vivienda impresa en 3D de España -la segunda en Europa y tercera del mundo-, construida con una impresora 3D de hormigón capaz de trabajar y producir in situ en la obra. Se trata de un proyecto de la start-up valenciana Be More 3D, en colaboración con otras entidades como la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), en cuyo campus se está edificando la vivienda piloto.

Entre las ventajas que supone la construcción con impresión 3D, además de la innovación que ya de por sí supone, destacan la reducción de costes de hasta el 35%, de los tiempos de entrega y de la contaminación, ya que funciona con electricidad y prácticamente no produce residuos.

PUBLICIDAD

El cuadro eléctrico de la impresora 3D de Be More 3D cuenta con una envolvente Thalassa PLA, protección y contactores TeSys de Schneider Electric. Por otro lado, en la vivienda piloto, que está en plena fase de construcción, se instalarán también dispositivos de control KNX en estéticas de la gama elegance e interruptores de protección Acti 9, ofreciendo así más confort, innovación y sostenibilidad. Todas estas soluciones contribuyen a la reducción de consumos energéticos y de los costes, mejorando la eficiencia de la vivienda, por lo que encajan perfectamente en estos nuevos modelos sostenibles de construcción tanto en la concepción como en la explotación.

La primera vivienda tiene tan solo 24 metros cuadrados

Esta primera vivienda en el campus de la UPV tiene una superficie de 24 m2 pero se calcula que la impresora 3D de hormigón de Be More 3D es capaz de imprimir una vivienda de 60m2 en tan sólo 12 horas. De hecho, su siguiente reto será la construcción de dos viviendas pilotos en Madrid y 7 viviendas en Cuenca, dentro de un programa de repoblación de una zona rural.

“La aplicación de tecnologías de fabricación aditivas en la construcción representa un futuro muy prometedor. Proyectos como el de Be More 3D abren la puerta a una edificación no sólo más económica y menos contaminante, sino también más rápida, lo que puede suponer una innovación fundamental para proyectos humanitarios, como en refugios para personas que hayan sufridos catástrofes naturales”, asegura Víctor Moure, Electricians & EcoXpert Channel Manager de las divisiones Retail y EcoBuildings de Schneider Electric.

PUBLICIDAD

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®