El Congreso pide el fin del derecho a la libertad de educación

El Congreso pide el fin del derecho a la libertad de educaciónEl Congreso quiere eliminar el derecho a la educación diferenciada
Tendencias
  • Ciencia
  • Educación
  • Empleo
  • Entretenimiento
  • Salud
  • Viajes
  • Solo el PP se opone al fin del concierto de la educación diferenciada, mientras que Ciudadanos y PDCat se abstienen. El resto de grupos, PSOE incluido, se alinea con Podemos en la proposición no de ley.

    PUBLICIDAD

    La formación de Albert Rivera y la formación liderada en el Congreso por Francesc Homs muestran su tibieza sobre el derecho de los padres a escoger la educación que consideren mejor para sus hijos. Rivera se opuso el año pasado a las subvenciones que reciben estos colegios, pero ahora se abstiene, como si no tuviera postura respecto a esta petición de la izquierda radical.

    El PSOE, ERC, PNV y el resto de formaciones, a excepción del PP, dieron por buenos los argumentos de En Comú Podem, quien defendía la proposición no de ley en el Congreso de los Diputados. Se trata de una petición de la Cámara Baja para eliminar este concierto educativo.

    Según la formación de izquierdas, que se basa en “varios informes de la UNESCO”, “la escolarización diferenciada genera una discriminación por motivos de sexo que debe desaparecer de un sistema educativo democrático”.

    PUBLICIDAD

    No obstante, Podemos, PSOE y los nacionalistas olvidan la tan nombrada Declaración Universal de los Derechos Humanos.  En su artículo 26 afirma que “los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”, un derecho que ahora quieren eliminar desde el Congreso.

    También está recogido en la Constitución Española. La educación básica es obligatoria y gratuita y que los poderes públicos deben garantizar “el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”, recoge el artículo 27.

    La mayoría de estos colegios son católicos, y este es el principal motivo por el que la izquierda trata de cortar la financiación pública, pese al Concordato con la Iglesia. Algunas CC AA ya han eliminado la subvención, pese a que los padres también pagan sus impuestos para financiar la educación pública.

    “No hay que segregar ni por cuestiones de lengua, ni de religión, ni de origen geográfico o social y, por lo tanto, tampoco por cuestiones de sexo”, afirman desde En Comú Podem, que insta a las CC AA que aún ofrecen subvenciones a eliminarlas. El Gobierno de Mariano Rajoy recuperó estas subvenciones a través de la LOMCE, conocida como ‘ley Wert’, tras la eliminación de las ayudas con el PSOE de Zapatero.

    PUBLICIDAD

    “Coto” a la educación concertada

    Este mismo lunes, el sindicato mayoritario entre funcionarios exige poner “coto” a la educación concertada. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) resume sus propuestas con vistas a un pacto educativo en poner “coto” a la enseñanza concertada, reducir el alumnado por clase e incrementar la inversión pública y las plantillas de profesorado, después de haber perdido “cerca de 23.000 docentes” entre 2010 y 2015.

    En una nota, el sindicato defiende la equidad y la excelencia escolares promovidas por las instituciones, ya que la educación es un derecho humano y un bien público, entre otras ideas y propuestas presentadas hoy:

    Estabilidad de la estructura básica del sistema educativo, que debe ser “común” en toda España, como garantía de la igualdad de oportunidades, pese a que es una competencia traspasada a las CC AA.

    Un currículum básico de materias que estabilice la plantilla docente de los centros públicos.

    Inversión equiparable a la media de los países europeos hasta alcanzar el 6 % del PIB.

    Estatuto docente que regule, derechos, obligaciones y condiciones laborales. Reconocimiento social y profesional del profesorado, contando con su opinión.

    Potenciar la enseñanza pública como “única” que asegura la igualdad de oportunidades”. Escolarización “equitativa” de los alumnos con necesidades educativas especiales entre todos los centros mantenidos con fondos públicos.

    Impulso de la Formación Profesional.

    Un sistema de becas que asegure que nadie tenga que dejar de estudiar por motivos económicos.

    Convivencia escolar: Las administraciones educativas tienen que desarrollar medidas ágiles para resolver conflictos contando los docentes.

    Para la Universidad, un marco de financiación “estable”, con programas “plurianuales” acordados con las administraciones públicas.

    Un Estatuto del Personal Docente e Investigador sobre la carrera profesional universitaria y las condiciones laborales.

    Apoyo a la investigación y la ciencia, con un aumento de la inversión pública y de los recursos humanos.

    Instaurar la carrera profesional y la promoción “horizontal” para el Personal de Administración y Servicios.

    Mejorar el sistema de becas y “ajustar” las tasas y precios públicos de matrícula que abonan los alumnos para impedir que dejen la Universidad por motivos económicos.

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información CERRAR

    No te lo pierdas
    ÚNETE
    Recibe las últimas novedades en tu correo
    ENVIAR
    No te lo pierdas
    ÚNETE
    Recibe las últimas novedades sobre motor en tu correo
    ENVIAR