El Gobierno en funciones ya no habla de derogar, ni de cambiar, sino solo de ‘retocar’ la reforma laboral del PP

El Gobierno en funciones ya no habla de derogar, ni de cambiar, sino solo de ‘retocar’ la reforma laboral del PPLa ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio (2d), junto a los secretarios generales de los sindicatos UGT y CCOO, Pepe Alvárez (i) y Unai Sordo (2i), y el presidente de CEOE, Antonio Garamendi (d). EFE/ Rodrigo Jiménez

Pedro Sánchez, como tantos otros asuntos de Estado, ha cambiado también de opinión en su paso desde la oposición al Gobierno, ahora en funciones, respecto a la reforma laboral del PP. Ya no se habla de derogación, ni siquiera de cambio, sólo de retoques.

PUBLICIDAD

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha recordado este lunes su compromiso para derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral, si bien ha añadido que una vez se forme el Gobierno habrá que «afrontar los nuevos retos» y «ver qué pasa».

Ahora «se impone la prudencia, porque estamos en funciones» ha declarado Valerio a los medios en la clausura de un acto sobre cooperativismo.

«No quiero adelantar acontecimientos, ha añadido, pero lo cierto es que en el programa electoral del PSOE y en las pretensiones de este Gobierno, ahora en funciones, ha estado el diálogo con los grupos políticos para retocar los aspectos más lesivos de la reforma laboral».

PUBLICIDAD

La ministra ha recordado que en la anterior legislatura el Gobierno trabajó en ese sentido, pero que, «una vez convocadas las elecciones, no fue posible llegar a un acuerdo», algo que sucedió también con los trabajos sobre el Pacto de Toledo, acuerdo que «estuvo a punto de cristalizar».

«No fue posible porque otros grupos tuvieron otros intereses electorales más en cuenta que el interés general. Es comprensible», ha dicho Valerio, si bien ha dejado claro que «no le gustó esa decisión».

El nuevo Gobierno, ha añadido, deberá afrontar estos asuntos, así como la elaboración de un nuevo estatuto de los trabajadores del siglo XXI, porque «data de 1980 y lleva ya muchísimos retoques legislativos», así como apostar por un empleo digno y de calidad y «poner orden» en la nueva economía colaborativa o de plataformas.

Preguntada por el deseo del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, de estar al frente de una «cartera social», Valerio ha dicho que, una vez se produzca la investidura, la persona que decidirá quién forma parte del Gobierno «se llama Pedro Sánchez Pérez-Castejón».

PUBLICIDAD

«No tengo más que añadir», ha dejado claro la ministra de Trabajo, al tiempo que ha asegurado que «le parece bien» y que «no le parece extraño» que a Iglesias le preocupen los problemas sociales y que «respeta» las opiniones de todo el mundo y, por supuesto, las del líder de Podemos.