Las nóminas de los trabajaores de Ombuds, en manos de la banca

Las nóminas de los trabajaores de Ombuds, en manos de la banca

La empresa de seguridad Ombuds negocia «in extremis» con la banca las líneas de crédito solicitadas para abonar las nóminas atrasadas antes del 31 de julio, mientras que Alternativa Sindical ha subrayado que Santander, Caixabank y Credite Agricole han vuelto a denegar este martes esa financiación.

PUBLICIDAD

En un comunicado interno al que ha tenido acceso EFE, Ombuds ha subrayado que las conversaciones con la banca continúan con el objetivo de desbloquear la situación y que mañana emplazará a UGT y CCOO para informarles de la situación.

Según el sindicato Alternativa Sindical, en esta situación los 8.000 trabajadores de la compañía -que ha solicitado el preconcurso de acreedores- seguirán sin cobrar la nómina de junio y la paga extra de julio.

Además, ha puesto de manifiesto las deudas que acumula con Hacienda y con la Seguridad Social la empresa, controlada por el fondo de inversión estadounidense JZI y la familia Cortina.

PUBLICIDAD

Desde UGT han apuntado a que las negociaciones con la banca -que no ha dado un no definitivo- proseguían para intentar desbloquear las líneas de crédito y cumplir con los compromisos adquiridos recientemente, en virtud de los cuales Ombuds señaló que las nóminas que aún no se habían pagado se abonarían antes del 31 de julio, así como la paga extra de verano.

En este sentido, UGT ha advertido de que si no se logra la financiación el sector asistirá a la desaparición de la empresa y ha señalado que salir a la calle no soluciona el problema de liquidez y que se abordará el concurso si no queda otra solución.

Alternativa Sindical ha insistido en que la compañía se ve abocada al concurso de acreedores y que el grupo inversor extranjero que podría comprar la empresa, una tesis que según el sindicato está siendo defendida por Ombuds, «realmente no existe».

Ha acusado a UGT y a CCOO de «engañar» a los trabajadores firmando un acuerdo de viabilidad con la compañía mediante el cual se garantizaba que las nóminas de junio y la paga extra de julio se abonarían antes de que acabe estel mes.

PUBLICIDAD

Este sindicato entiende que la mejor solución pasa por que los clientes, antes de que el juzgado decrete el concurso de acreedores y designe un administrador concursal, rescindan unilateralmente el contrato con Ombuds y que estos pasen a empresas solventes que subroguen a los trabajadores y les abonen sus salarios mensualmente.

Según los compromisos alcanzados, Ombuds tenía previsto destinar todos los fondos obtenidos por la reactivación de las líneas de financiación bancaria al pago de los salarios adeudados y hacer frente a los cargos bancarios derivados de estos retrasos.

Por otro lado, y con el objetivo de mantener la viabilidad del negocio y el mantenimiento de los puestos de trabajo, el acuerdo suscrito entre UGT, CCOO y la compañía recogía que los trabajadores acudirían a sus puestos con normalidad garantizando la continuidad del servicio.

La empresa presta servicios a compañías como Renfe, Carrefour, Ifema o Metro.