Acciona y Ferrovial, expulsadas del polémico concurso de oxigenoterapia

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona

Acciona y Ferrovial han quedado fuera del concurso público de oxigenoterapia en Castilla-La Mancha al no llegar a los baremos mínimos de solvencia. Ninguna de las filiales de las cotizadas presentadas en el concurso tiene habilitación empresarial como laboratorio -requisito imprescindible-, ni tampoco han podido acreditar el volumen de pacientes que se exigía.

PUBLICIDAD

El sobre técnico de este polémico concurso dotado con 70 millones de euros se abrió el pasado lunes y ambas compañías fueron descalificadas. Acciona, además, no ha dado a conocer las cuentas de la empresa por registro, por lo que no podía competir. Oxygensalud, por su parte, tampoco ha acreditado el volumen mínimo de pacientes que se requería para los cuatro lotes a los que se había presentado.

El concurso, presentado el 18 de octubre de 2017, se publicó con una licitación que alcanza un mínimo de 69,58 millones de euros, pero podría elevarse en un millón más, hasta los 70,64 millones. El día 3 de octubre, el Consejo de Gobierno socialista de Emiliano García Page había ratificado el concurso, que tiene cuatro años de duración, para la gestión terapia respiratoria domiciliaria y técnicas de respiración asistida, según publica el medio especializado Redacción Médica.

El concurso está dividido en cinco lotes, donde la parte económica alcanza los 60 puntos; la propuesta organizativa, 25; y otros puntos de organización, 10; El resto, 5 puntos, se debe a mejoras en la prestación del servicio. El 16 de noviembre expiró el plazo para dar a conocer las ofertas.

PUBLICIDAD

Las UTE de Ferrovial y Acciona no cuentan con los requisitos necesarios para hacerse con el concurso público

Acciona se presentó al concurso en una Unión Temporal de Empresas a través de Acciona Healthcare Services junto a la empresa Orthem. La filial del gigante constructor y energético solo contaba con un empleado en 2016 y con un capital de 3.000 euros. Orthem Salud se constituyó tan solo dos semanas antes de iniciarse el concurso, el 29 de septiembre de ese año, y no ha facilitado ningún tipo de cuentas en el registro. Ninguna de ambas empresas tiene autorización como laboratorio autorizado para la fabricación de medicamentos ni tampoco es competente para la comercialización. Pero hay más, no tienen autorización para distribuir el medicamento ni han creado almacén alguno para depositar la mercancía.

Sin autorización para distribuir o comprar oxígeno medicinal a terceros

De esta forma, no podrían ni comprar oxígeno medicinal -fundamental en este concurso- ni a un tercero ni tampoco distribuirlo entre pacientes. Según la ley sanitaria, el oxigeno medicinal tiene que estar registrado como especialidad farmacéutica para su comercialización y los laboratorios autorizados son los únicos que pueden suministrarlo.

Por otro lado, ninguna de las empresas de la UTE de Ferrovial, Ferrovial Servicios y Sanivida, no tiene autorización para prestar el servicio. Entre 2015 y 2016, Ferrovial Servicios no tenía ningún empleado. No obstante, sí tienen un almacén autorizado para la distribución, situado en Tarancón, Cuenca, pero no puede comprar legalmente el oxígeno medicinal a un tercero, ni a suministrarlo a los pacientes. Por su parte, en Sanivida no constan cuentas anuales depositadas desde el año 2011.

El gigante Air Liquide desistió acudir al concurso de Murcia por los bajos precios de licitación

 

PUBLICIDAD

En Murcia se está llevando a cabo el mismo concurso, llevando la “preocupación” a médicos y pacientes. Primero, han considerado que el concurso tiene una escasa financiación, al tiempo que Ferrovial y Acciona apenas tienen experiencia en este sector. En la sociedad científica autonómica de Neumología tienen constancia de que ambas hayan gestionado en algún momento estas terapias, donde en Murcia se cuentan cerca de 40.000 pacientes.

Este servicio era gestionado antes del concurso por Air Liquide, y Linde Healthcare España, filial del grupo alemán Linde. Ninguna de ellas acudió al concurso público debido a los bajos precios, un 30% inferior a los costes del servicio, según expusieron.