La biopsia líquida logrará pasar del 30 al 80% de éxito en los tumores metastásicos

La biopsia líquida logrará pasar del 30 al 80% de éxito en los tumores metastásicos

La biopsia líquida es “un espía en el tumor” que ayuda a los oncólogos a manejar el cáncer desde todos los puntos de vista y que en el futuro, y gracias también a las nuevas terapias, permitirá pasar del 30 al 80 % de éxito en los tumores metastásicos.

PUBLICIDAD

Así lo ha afirmado hoy el jefe del Servicio de Oncología Médica del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, Rafael López, durante la presentación de un curso desarrollado por la empresa Renovatio Biomédica para formar a los profesionales médicos en el empleo de esta tecnología.

López habla de un futuro “aún lejano” en el que la biopsia líquida será una técnica de diagnóstico precoz del cáncer que va a permitir cambiar la forma de actuar ante esta enfermedad.

Se trata de una prueba gracias a la que, a través de un análisis de sangre, se puede conocer si un paciente con cáncer es candidato o no a una determinada terapia.

PUBLICIDAD

Esto se debe a que en la sangre del paciente existen fragmentos del ADN del tumor que la biopsia líquida puede detectar.

Esta tecnología es ya una realidad en ciertos tipos de tumores, especialmente el cáncer de pulmón (aunque también en cáncer colorrectal y melanoma) y está implantada en 35-40 hospitales de toda España.

A día de hoy, la biopsia líquida es un complemento a la biopsia tradicional de tejidos que permite a los médicos conocer la situación del tumor en cada momento de la enfermedad y ver si está respondiendo bien al tratamiento.

En este sentido, el jefe del Servicio de Anatomía Patológica de la Fundación Jiménez Díaz, Federico Rojo, ha subrayado que esta técnica permitirá tomar decisiones “en tiempo real” y modificar la estrategia de tratamiento de un paciente, pues -ha recordado- las células tumorales también van cambiando con el paso del tiempo.

PUBLICIDAD

Sin embargo, Rojo ha afirmado que la biopsia líquida es una herramienta complementaria a la biopsia de tejidos, pero una no va a sustituir a la otra.

El jefe del Servicios de Oncología Médica del Hospital del Mar, Joan Abanell, por su parte, ha señalado que la biopsia líquida se puede plantear como alternativa a la de tejidos en el caso de pacientes en situación crítica o aquellos en los que el tumor esté en un lugar de muy difícil acceso.

“La biopsia líquida está en un momento de gran auge en oncología e investigación y es de extrema importancia”, ha resumido Abanell, que ha asegurado que la importancia de este método se debe a que se está viviendo un momento sin precedentes en oncología gracias a los nuevos tratamientos.

Estas terapias cada vez más personalizadas se dirigen a tumores con mutaciones genéticas específicas pero, para conocer estas mutaciones, es necesaria una prueba genética a partir de una muestra tumoral.

“La biopsia líquida nos permite, mediante un simple análisis de sangre, saber si es candidato a terapias biológicas”, ha afirmado Abanell.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®