Los mejores plato de legumbres bajos en calorías

Los mejores plato de legumbres bajos en calorías
Tendencias
  • Ciencia
  • Educación
  • Empleo
  • Entretenimiento
  • RSC
  • Salud
  • Viajes
  • Bajo el paraguas de dos tendencias del momento -la producción sostenible y la dieta saludable-, las legumbres reivindican el puesto que se merecen en las mesas por su categoría de “superalimento” y que el 10 de febrero sea su Día en el calendario, y pueda estar amparado por la ONU.

    PUBLICIDAD

    De momento, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ya les dedicó un año, 2016, 365 días que sirvieron para hacer campaña de promoción de los alimentos menos impulsados de la también reconocida Dieta Mediterránea.

    Y se consiguió potenciar el consumo y, por ejemplo en España, tras décadas de continuas bajadas se registró un incremento que se mantuvo también en 2017.

    PUBLICIDAD

    Así, según las cifras de panel de consumo alimentario del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente -con datos a noviembre- en un año, las familias españolas han comprado un 5,3 % más de legumbres que el año anterior -142,5 millones de kilos- y el consumo por persona se situó en 3,64 kilos.

    La Asociación de Legumbristas de España (ALE) se ha sumado al Día Global de las Legumbres -consensuado para mañana 10 de febrero por la Confederación Mundial de Legumbres-, un día que busca promover el consumo de estos alimentos, que es vital para la alimentación de millones de personas en el mundo.

    Desde el área internacional de ALE, Albert García, explica a Efeagro que tras el éxito del año internacional, con este Día Global -que se espera que sea el precedente al reconocimiento oficial de la ONU- se busca dar continuidad a la promoción de las legumbres, cuyo consumo “ha aumentado por primera vez en 40 años”.

    Y la clave “está en la educación, en los niños y en las generaciones nuevas”, explica, por lo que hay que promover la innovación en las recetas de legumbres, que “van mucho más allá de los guisos clásicos”, que son menos compatibles con los tiempos de las familias actuales.

    PUBLICIDAD

    Plato de lentejas, garbanzos… bajo en calorías

    La presidenta de la Asociación de Cocineros y Reposteros de Madrid, Bárbara Buenache, coincide en que las legumbres son “imprescindibles” en una buena alimentación y se pueden cocinar en “infinidad de recetas”.

    Anima a cocinar los garbanzos en tipo puré como hummus, hacerlos garrapiñados, en salteado como la receta “A la extremeña” o acompañarlos de otros superalimentos como brócoli, quinoa o kale para crear una “maravillosa ensalada”.

    Para rebajar las calorías de la receta clásica de lentejas, apuesta por cocinarlas con verduras o aprovechar unas puntas de lechuga para hacer un revuelto con lentejas, queso y huevo.

    Buenache subraya el potencial de las proteínas vegetales que aportan las legumbres en una sociedad que cada vez cuenta con más personas que ha optado por no comer carne, lo que ha obligado a innovar en las cartas de los restaurantes e incluir más legumbres pues “a los vegetarianos no se les puede contentar con una parrillada de verduras”.

    Los consumidores preocupados por su dieta tienen que saber que las legumbres son una importante fuente de proteínas -por ejemplo las lentejas proporcionan el doble que la quinoa- son ricas en hierro, contienen cuatro veces más fibra que el arroz y, muy importante para los celíacos, no tienen gluten.

    Conviene recordar que el Año Internacional de las Legumbres se aprovechó también para contrarrestar con veracidad científica algunos de los mitos falsos sobre las legumbres, a saber: no engordan, no aportan grasas, pueden ser consumidas por diabéticos y tienen un valor nutricional similar ya sean secas, cocidas o en conserva (en este último caso la diferencia es la sal).

    Además de los beneficios para la salud, cultivar legumbres es muy interesante para alcanzar una producción sostenible de alimentos, pues funcionan como fertilizantes naturales, son cultivos tolerantes con la sequía y resistentes a las heladas y requieren poca o ninguna irrigación.

    Llegados a este punto parece que, como dice la canción, ‘Sobran los motivos¡, ya sea porque lo diga el calendario, porque el frío anime a un plato de cuchara, porque nos empuje la conciencia medioambiental o la curiosidad del “cocinilla” en busca de nuevas recetas, la idea es que hay que comer legumbres, al menos, tres veces por semana.

    Comenta

    Notificar de
    avatar
    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®