10 mitos y verdades sobre los hoteles

10 mitos y verdades sobre los hoteles

A pesar de la irrupción de todo tipo de alojamientos en el escenario vacacional a nivel mundial – apartamentos, albergues, hostales, ‘campings’, ‘glampings’ y ‘couchsurfing’, entre otros – lo cierto es que las cadenas hoteleras siguen siendo las líderes indiscutibles del mercado.

PUBLICIDAD

Los viajeros, en general, siguen prefiriendo la comodidad de un buen hotel sobre el resto de opciones.

Y como todo en la vida, cuanto más extendido y popular es algo, más mitos aparecen alrededor de ello. Hay muchos mitos sobre hoteles y, tomando el lema de aquel famoso programa de televisión ‘Cazadores de mitos’, en Skyscanner han querido descubrírtelos para que no caigas en la trampa de creerlos:

1. Los hoteles siempre tienen una o dos habitaciones disponibles. Nunca están completamente llenos

Pues no, los hoteles no suelen ser hermanas de la caridad ni dejan habitaciones sin ocupar en espera de que llegue alguna persona necesitada de una habitación de hotel en la madrugada.

PUBLICIDAD

Casi el 100% de los hoteles intenta llegar al “lleno perfecto”, como se conoce en la jerga hotelera al hecho de no tener habitaciones vacantes en un determinado momento.

2. Los datos sobre tu identidad y tarjeta de crédito están almacenados en la tarjeta electrónica de tu habitación

 

Es cierto que hay tarjetas electrónicas de habitaciones que tienen incorporado el nombre del cliente y si tiene o no una tarjeta de crédito como aval para sus compras de servicios durante su estancia en el hotel. Pero nada más. Y no todas tienen esta información.

3. Si dices en el hotel que estás de Luna de Miel o es tu cumpleaños, te darán una habitación mejor sin coste

Si quieres que tu paquete contratado incluya más restaurantes, más bebidas, más excursiones gratuitas… Lo mejor es apretar bien fuerte la mano de tu pareja, sonreírle como si no hubiera nadie más en el planeta y abrir la boca para decir: “Es que estamos en nuestra Luna de Miel, ¿sabías?” … ¡Buena suerte!

PUBLICIDAD

4. Los días de fin de semana las habitaciones son más caras

Los precios de las habitaciones se rigen por los fundamentos básicos de la oferta y la demanda. Si el hotel está medio vacío porque es un fin de semana de febrero en el que se prevé una caída dramática de las temperaturas, pues el precio de la habitación será muy bajo. Sin embargo, si hay una convención internacional en la ciudad y la ocupación hotelera de la misma ronda el 90%, seguro que esos días de convención (que suelen caer entre semana) los precios de las habitaciones están por las nubes.

5. Se consiguen mejores precios si reservas directamente en la web del hotel

Esto no es así. La razón suele estar en que los hoteles venden un gran número de sus habitaciones a través de estos meta-buscadores y, por lo tanto, no pueden batallar contra ellos en precio, ya que los meta-buscadores pueden dejar de mostrarlos en las búsquedas de los clientes, bajando sus ventas considerablemente.

6. Un hotel es la opción más cara de alojamiento

Muy posiblemente, esta era una afirmación bastante válida hace unos años. Sin embargo, con la aparición del gran número de competidores que los hoteles tienen hoy en día (apartamentos vacacionales, hostales, alojamientos rurales, ‘glamping’, etc.) los precios de los hoteles han bajado ostensiblemente.

7. En un hotel, todas las habitaciones del mismo rango de precio son iguales

Suelen esgrimirlo cuando algún cliente se queja de que su habitación es peor, por ejemplo, que la del piso superior, a pesar de que tienen el mismo precio. Te asegurarán que todas las habitaciones vendidas al mismo precio son iguales. Sin embargo, lo cierto es que son pocas las habitaciones de cada hotel que son exactamente iguales.

Un truco que puedes hacer para que no te sorprendan, es decir que quieres ver las habitaciones que tengan disponibles al precio que pagaste antes de que te asignen una al azar.

8. La calidad de un hotel la mide sus estrellas

Sí, el sistema de estrellas es el más extendido en el mundo a la hora de cuantificar la calidad de los hoteles, pero lo cierto es que no es sabio utilizarlo como único indicador.

 

9. Siempre es más caro si reservas a última hora

En el mundo de los hoteles, esto tampoco es distinto. Si se acerca una fecha determinada y un hotel observa que tiene casi todas sus habitaciones vacías, seguro que el precio de las mismas se desploma, buscando generar ingresos de cualquier forma.

10. Los hoteles no tienen habitación número 13

Te podemos asegurar que los dueños de los grupos hoteleros son más prácticos que supersticiosos. El número 13 puede tener una mala aceptación desde tiempos arcaicos, pero la industria hotelera no hace mucho caso a estos temas.

Quitar una habitación acabada en 13 puede desorientar a los clientes a la hora de buscar su habitación y no es algo práctico.

 

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®