Barajas cancela o suspende vuelos por el temporal de nieve: ¿Puedes reclamar?

Barajas cancela o suspende vuelos por el temporal de nieve: ¿Puedes reclamar?

El temporal de nieve ha obligado a cancelar veinticinco vuelos en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, donde se han cerrado dos de las cuatro pistas para limpiarlas de nieve y de las que una ya ha vuelto a estar operativa.

PUBLICIDAD

De los vuelos cancelados en el aeropuerto, que en este momento está operando con tres de sus cuatro pistas, catorce han sido de llegadas y once de salidas, han informado hoy a Efe fuentes de Aena.

Ante la llegada del temporal, que está dejando una copiosa nevada en Madrid, Aena ha activado el Plan Invierno que incluye trabajos de prevención en pistas, para evitar que se hielen y que se acumule la nieve.

Además de las cancelaciones, tras operar con dos de las cuatro pistas y con una de ellas aún cerrada, el gestor aeroportuario Aena prevé retrasos en los vuelos en el aeropuerto madrileño

PUBLICIDAD

La compañía no debe abonar ninguna compensación económica al viajero cuyo vuelo se haya cancelado si demuestra que la incidencia se debió a “circunstancias excepcionales” (éste es un término bastante ambiguo), pues el debate se abre respecto a lo que se considera excepcional (ver más adelante la información sobre el supuesto de huelga). COmo es este caso, que la cancelación se debe a motivos de fuerza mayor como son las causas metereológicas, según informa la OCU.

Y de entrada esa solución pasa siempre por el reembolso del billete o el cambio por un nuevo viaje. Los pasajeros de avión que se vean perjudicados por la cancelación de un vuelo (regular o no, tanto nacional como internacionales) tienen derecho a elegir entre:

La devolución del importe del billete en el plazo de siete días, incluida la parte del viaje que ya hubiera realizado o las que le quedaran por realizar, si puede demostrar que su desplazamiento no tiene razón de ser (por ejemplo, no pudo llegar a tiempo a la reunión a la que acudía). También tiene derecho a un vuelo de vuelta desde el punto donde se interrumpió el viaje.
Ser transportado hasta su destino por el medio transporte alternativo más rápido posible. Esto normalmente pasa por la reubicación en otro vuelo, que no tiene porqué ser de la misma compañía aérea. También pueden usarse otros medios de transporte si fuera necesario.

Además, ante la cancelación de un vuelo, la compañía debe cubrir los gastos de manutención o alojamiento, si fuera necesario, así como las llamadas telefónicas, etc.

PUBLICIDAD

El consumidor debe conservar las pruebas de los gastos en que haya incurrido, para poder exigir la devolución del dinero.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®