Cómo conseguir vuelos baratos con Ryanair pagando siempre el mejor precio

Cómo conseguir vuelos baratos con Ryanair pagando siempre el mejor precio

En tiempos de crisis económica son innumerables los españoles cuyo principal objetivo consiste en ahorrar la mayor cantidad posible de dinero al adquirir productos y contratar servicios. Es por ello que compañías de bajo coste como Ryanair están triunfando sobre todo en los últimos años, incrementándose sus beneficios paulatinamente debido a la elevada demanda de los consumidores.

PUBLICIDAD

La citada aerolínea ya de por sí hace gala de buenos precios, aunque poniendo en práctica una serie de recomendaciones, trucos y consejos en general es posible pagar menos si cabe al adquirir los billetes para alcanzar cómodamente tu destino independientemente de si acudes a él por motivos laborales o vacacionales. ¿Quieres saber cómo conseguir vuelos baratos con Ryanair? En tal caso no te pierdas la guía que leerás a continuación

En primer lugar la antelación es clave para que los billetes sean lo más económicos posibles. Reservarlos meses antes de efectuar el viaje es un consejo que aplicado tanto con Ryanair como con el resto de aerolíneas low-cost supone un gran ahorro, debiendo tener en cuenta que la política de bajos precios acarrea la imposibilidad de cancelar la transacción sin perder dinero. Así pues, conviene asegurarse de que en las fechas seleccionadas tendrás la posibilidad de volar sin ningún impedimento.

Si planificas tus rutas con meses de antelación adicionalmente tendrás la capacidad de acceder a ofertas puntuales con las que de vez en cuando Ryanair sorprende a sus usuarios. Un claro ejemplo son los 10 euros de regalo que la compañía proporcionó a aquellos que se inscribieron en el servicio conocido bajo el nombre de myRyanair, dando pie a que ciertos destinos fueran alcanzables pagando solamente 8-9 euros: Pisa, Turín, Menorca, Vigo y un larguísimo etcétera.

PUBLICIDAD

Una de las recomendaciones dadas por este prestigioso blog de viajes se resume en otorgarle flexibilidad al destino elegido, es decir, valorar la posibilidad de volar a ciudades cercanas a aquellas en las que finalmente te hospedarás, llevando a cabo posteriormente el traslado en tren, autobús o cualquier otro medio de transporte. Dicho consejo es de vital importancia, quedando demostrado con el ejemplo que aparece en el mencionado portal online.

En el mismo se realiza una simulación de un vuelo a Edimburgo y otro a Glasgow, dos ciudades separadas por menos de cien kilómetros. Optando por la primera urbe sacada a colación el precio del vuelo era considerablemente inferior desde el mismo destino, Alicante, planteando adicionalmente una opción muy barata para desplazarse hasta Glasgow sin que el ahorro se echase a perder en el transporte desde Edimburgo.

A raíz del último consejo dado sale a la palestra otra recomendación básica para conseguir vuelos baratos con Ryanair, la cual consiste en hacer uso de herramientas en línea que muestran los precios actualizados para que te resulte sencillo, cómodo y rápido comparar los costes que acarrea alcanzar diversos destinos, agilizando los cambios de fechas para que puedas comprobar aquellas que sean más económicas.

Conviene destacar el hecho de que la aerolínea actualmente presidida por el carismático Michael O’Leary no aplica la política de cookies que obliga a los usuarios a borrarlas tras efectuar búsquedas de precios con el objetivo de que el incremento de los mismos no sea aplicado por parte de la compañía. Ryanair no sube el coste de un billete por muchas veces que un internauta haga consultas online, por lo que no existe necesidad alguna de acabar con dicho registro de actividad para recuperar la normalidad del precio en cuestión.

PUBLICIDAD

Por otra parte, innegablemente Ryanair aplica recargos de considerable magnitud en numerosos casos que es fundamental tener en cuenta para que el reducido precio pagado inicialmente por el billete no se vea incrementado a posteriori. En primer lugar debes cerciorarte de que el tamaño de tu equipaje de mano no es superior al permitido por la aerolínea, caso en el que te verías obligado a abonar la correspondiente tasa que, por supuesto, dista de ser barata.

Otro coste que resulta elevado es aquel derivado de acudir al embarque sin la pertinente tarjeta. Independientemente de si la llevas imprimida o en tu teléfono móvil debes brindarle al profesional el código QR para que proceda a ser leído con el escáner certificando que tienes acceso al vuelo.

Finalmente, un truco que cada vez es aplicado por una mayor cantidad de usuarios se resume en no elegir el asiento en el que permanecerás durante el transcurso del trayecto. Permitiéndole a Ryanair que los seleccione por ti de manera aleatoria te ahorrarás una considerable suma especialmente si viajas acompañado.

En tal caso no tienes por qué sentarte lejos de tus amigos o familiares, ya que los viajeros de Ryanair se caracterizan por mostrarse solidarios con los demás en caso de que alguien les solicite amablemente un cambio de localización dentro del vehículo aéreo. A su vez, puedes optar por plantearle a la tripulación la posibilidad de sentaros juntos en la salida de emergencia, lugar en el que adicionalmente contaréis con un mayor espacio para las piernas. La aceptación de dicha petición depende directamente de la cifra de pasajeros, aunque en muchos casos resulta fructífera.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®