La presencia de «carabela portuguesa» obliga a cerrar la playa de San Juan de Alicante

La presencia de «carabela portuguesa» obliga a cerrar la playa de San Juan de Alicante

El Ayuntamiento de Alicante ha izado la bandera roja para prohibir el baño en la turística playa de San Juan ante la presencia de ejemplares de «carabela portuguesa«.En un comunicado, el ayuntamiento ha informado de que esta medida se ha tomado después de la reciente aparición de dos unidades de esta especie tóxica parecida a la medusa tanto en la playa de San Juan como en el cercano cabo de las Huertas.

PUBLICIDAD

Un equipo técnico municipal inspecciona las dos playas, que permanecerán cerradas al baño hasta que se verifique que no hay este tipo de «hidrozoo sifonóforo», muy tóxico. Esta decisión se produce un día después de que el vecino municipio de El Campello también cerrara sus playas al público por el avistamiento de varios ejemplares de «carabela».

Es la segunda vez en este año en el que se ha tenido que cerrar esta playa por la presencia de la «carabela portuguesa», que no es en sí una medusa, sino un conjunto de cientos de miles de pólipos, cuyos tentáculos alcanzan los 50 metros y su picadura llega a ser letal en determinados casos.

La presencia de esta especie ha provocado el cierre temporal de las playas de Altea y San Juan (Alicante) y los municipios afectados temen que impacte sobre el turismo de cara al próximo puente de mayo.

PUBLICIDAD

“No se puede considerar como una medusa verdadera, ya que en sí constituye una colonia de pólipos, entre los cuales, los más característicos son los que conforman su flotador o neumatóforo, que suele medir entre 15 y 30 cm”, ha indicado el Institut d’Ecologia Litoral.

Según Oceana, y citamos literalmente, “Las picaduras de la carabela portuguesa rara vez son mortales, aunque en individuos propensos a choques anafilácticos pueden producirse casos de coma o, incluso, muerte, pero esto es excepcional“.

¿Qué hacer si nos pica una medusa?

 Lavar bien la zona de contacto pero jamás con agua dulce porque dispararía el resto de células urticantes que pudieran quedar sobre la piel. Hay que hacerlo utilizando el agua salada del mar, suero salino, o bien agua dulce mezclada con vinagre al 50%. No se frota y no se toca con las manos desnudas porque si quedaran restos de filamentos empeoraríamos las cosas.

Si después de lavar aún quedan restos visibles, retirarlos con unas pinzas o, si no tenemos unas cerca, con las manos enguantadas o con gasas. Hay que tener cuidado porque los filamentos siguen activos durante bastantes horas.

 

PUBLICIDAD