El atraco del Estado a los trabajadores

El atraco del Estado a los trabajadoresEl ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro./EFE
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • Es día de paga para Juan. Hoy cobra la nómina, abonada por Manu, el jefe del taller donde trabaja Juan, cuyo coste es de 2.000 euros al mes, pero este dinero es bruto. Más de la mitad del montante bruto va a parar a arcas estatales, municipales y autonómicas.

    PUBLICIDAD

    De los 2.000 euros que en teoría se destinan a Juan, 511,35 euros los paga el empresario a la Seguridad Social por cotizaciones y conceptos de recaudación conjunta -contingencias comunes, accidentes, enfermedad, desempleo, formación, fondo de garantía salarial…-.

    El Estado comienza así a cobrarse así 511,35 euros, dejando a Juan, de momento, con un salario de 1.488,6 euros. Este es el salario bruto del trabajador. A este montante, hay que restarle la retención sobre la renta, es decir, otros 166,28 euros. Además, Juan tiene que pagar las cotizaciones a la Seguridad Social, que son 69,97 euros por contingencias comunes y otros 24,56 euros por formación y desempleo. Así, el salario neto de Juan baja a 1.227,84 euros.

    PUBLICIDAD

    Así, de un sueldo de 2.000 euros, el hachazo del Estado sumando los pagos de empresario y trabajador alcanza los 772,16 euros. De esta forma, un mileurista es en realidad un dos mileurista atracado por el Estado.

    Por si fuera poco haber pagado ya el 38% de su sueldo al Estado, Juan tiene que seguir haciendo frente a más impuestos. Su hipoteca es de 450 euros, con lo que paga de media un IBI de 27 euros mensuales, también está abonado a la electricidad, pagando un recibo de 65 euros, de los que 37 euros son impuestos; de los 20 euros de agua, 2 euros son impuestos; de los 54 euros de teléfono e Internet, 12 euros son impuestos; de los 120 euros de gasolina, 70 van a parar a arcas públicas, a los que hay que sumar el impuesto de circulación, 10 euros mensuales de media, de los 200 euros mensuales en comida, 14 euros son impuestos; 180 euros en ocio, de los que 33 euros son impuestos; en tabaco fuma por valor de 60 euros, de los que 49 son impuestos y a todo ello hay que sumar los gastos de Comunidad. En total, Juan ha pagado en impuestos 254 euros por estos conceptos.

    El gasto total alcanza así los 1.217,84 euros, dejando un ahorro de 10 euros al mes, pero el Estado se lleva un total de 1.026,16 euros, es decir, más del 50% del coste de su nómina. Un atraco en toda regla, según expuso VOX, la formación liderada por Santiago Abascal, que propone una bajada de impuestos y eliminación de otros para que el salario se quede en manos del trabajador, y no del Estado.

    La formación propone un tipo único en el IRPF, el 21% para todos. El impuesto sería progresivo, porque cuánto más ganas más pagas, y ocurriría exactamente lo mismo que con el IVA o el Impuesto de Sociedades. El IRPF es el único de los grandes impuestos formado por tramos, en vez de simplificar la regulación, el Estado se lleva su parte a excepción de un mínimo exento. Además, la formación plantea reducir el IVA del 21% actual al 16%, tal y como estaba establecido antes de la crisis.

    PUBLICIDAD

    Como medida de ahorro, también propone eliminar las subvenciones a partidos políticos, patronales y sindicatos así como obligar a las administraciones públicas a pagar todas sus facturas en menos de 30 días, y no en más de 60 como hasta ahora.

    2 COMMENTS ON THIS POST To “El atraco del Estado a los trabajadores”

    1. estudioso dice:

      La solución en el ejemplo de la noticia sería subir el sueldo bruto de Juan a 4.000 brutos, pagando 2000 de impuestos (que no es un robo, sino dinero que se gastará en servicios para toda la sociedad).
      Como supone un coste mucho mayor para la empresa, habría que compensarle la cantidad, vía deducciones BIEN pensadas.
      Además, otra solución sería imponer sanciones mucho más DURAS contra todo tipo de fraude que se detecte, con embargos directos y con cantidades decenas de veces superiores a lo estafado. Así los malos se comportarían mejor, y los impuestos serían más justos.

    2. DISIDENTEN dice:

      Lo trágico es que muchos de los que leerán este artículo y echarán pestes sobre Montoro, acabarán votando al PP en las próximas elecciones, porque “vienen los rojos” de Podemos…

      El PP azuza el voto asustaviejas metiendo el miedo a la gente con Pablo Iglesias y compañía, pero a la hora de la verdad las políticas de Rajoy son tan socialistas como las de IU: gasto público, impuestos, más gasto público, más impuestos

    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®