Colau monta una fiesta a favor de una mezquita y tilda de “racistas” a quienes se oponen

Colau monta una fiesta a favor de una mezquita y tilda de “racistas” a quienes se oponenParte del polémico cartel de la fiesta
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • El Ayuntamiento de Barcelona, dirigido por Ada Colau, promueve una fiesta a favor de una mezquita en Nou Barris pese a la oposición de una parte del barrio.

    PUBLICIDAD

    Con un polémico cartel, en el que se tilda de “racistas” a quienes se muestran en contra de este centro musulmán, el Ayuntamiento de Barcelona ha considerado oportuno realizar una fiesta. En el cartel se afirma que quienes se oponen a la construcción de esta mezquita, en la calle Japón, son Plataforma Per Cataluña y Democracia Nacional, quienes “buscan dividirnos y manipularnos”.

    En varios carteles se pide “libertad de culto” y un “barrio libre de racismo” con la esvástica nazi prohibida. Asimismo, en otro cartel se pide “derechos para todos”. Con el hastag #convivencia9B, el Ayuntamiento de Barcelona organiza una batucada y se leerá un comunicado por la coexistencia de culturas, junto con un concierto en favor de la construcción de esta mezquita.

    Colau monta una fiesta en favor de una mezquita con un polémico cartel

    No obstante, pese a que Colau asegura que los vecinos que se oponen a esta mezquita no viven en el barrio, la realidad es que el grupo de vecinos que se opone vive justo junto a la mezquita y ya han protagonizado en las últimas semanas protestas contra la misma.

    PUBLICIDAD

    Este grupo, Veins i Amics de Nou Barris, concentraron a 130 personas para mostrar su rechazo a esta mezquita. En esas protestas aparecieron el secretario de Organización de Plataforma por Cataluña (PxC), Jorge de la Fuente, y su nuevo vicepresidente, Pablo Barranco, aunque no las promueven directamente, sino que se suman a las mismas.

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    Basfi
    Guest
    Basfi
    11 Mayo, 2017 18:04

    El Islam no es una raza, luego no cabe el calificativo racista. Tampoco es una religión, sino un sistema político cuyo fin último es la conquista del mundo para Mahoma, por la fuerza de terror; el único componente religioso es justificarlo y ordenarlo en nombre de un dios, un tal Alá.

    Ada
    Guest
    Ada
    13 Mayo, 2017 12:50

    Qué asco de políticos. Qué poco les interesan los vecinos o los derechos de las mujeres, las principales víctimas de la ideología totalitaria del Islam.
    Defender el Islam ir directamente contra nuestras sociedades libres, comparen los paises islamicos con Occidente.

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®