La pelea callejera entre los sindicatos de clase y Podemos

La pelea callejera entre los sindicatos de clase y PodemosPablo Iglesias, durante una manifestación contra Telefónica
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • CC OO y UGT han contraprogramado la marcha de Podemos para el próximo 25 de marzo. Dos días antes saldrán los llamados sindicatos de clase al verse excluidos de los planes de Pablo Iglesias.

    PUBLICIDAD

    La pelea contra el Gobierno de Mariano Rajoy se dirime en las calles, donde los sindicatos han perdido peso, mientras que Podemos continúa con su estrategia de hacer oposición en el Congreso y también con pancartas junto a los anónimos que no tienen visibilidad en las Cortes.

    Tras cambiar “casta” por “trama”, vídeo incluido, Podemos prosigue con su presión para derribar políticamente el Gobierno de Mariano Rajoy, al que le ronda el fantasma de unas elecciones anticipadas debido a la inestabilidad política, más después de la derrota histórica en la estiba.

    Podemos ha puesto en la diana al PP, al PSOE, a las empresas del IBEX 35 y a las puertas giratorias entre estos dos grandes partidos y las cotizadas. Se manifestarán en grandes ciudades de España para exigir “nadie sin derechos”, mientras que aseguran que una minoría privilegiada, denominada ahora “trama“, concentra todos los derechos de la ciudadanía. La movilización no será unitaria, sino que se realizará por partes, en Madrid y Barcelona, junto con Valencia, como principales puntos.

    PUBLICIDAD

    Los sindicatos, excluidos de estas concentraciones y manifestaciones, quieren demostrar que aún tienen el control de la calle, pero cada vez llenan menos espacio, más cuando CC OO y UGT también están presentes en consejos de administración y órganos asesores de grandes cotizadas.

    Los sindicatos continúan con los viejos lemas por los salarios dignos, empleos estables y la recuperación de los derechos sociales, la misma cantinela desde que se inició la crisis y que recogen en su campaña iniciada el pasado mes de noviembre.

    La amenaza de una huelga general aún está vigente por parte de los sindicatos, mientras que en Podemos la dan por hecho.  Los sindicatos constatan la desigual recuperación de España, donde las grandes empresas cotizadas han disparado sus beneficios, mientras que las mejoras salariales y condiciones laborales se han congelado para las familias. Asimismo,  prosiguen contra los recortes, la precariedad laboral, la pobreza y sin que haya intención de que se revierta esta situación.

    PUBLICIDAD

    Comenta

    Notificar de
    avatar
    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®