Ángel Ron salió del Popular sin indemnización y con despido improcedente

Ángel Ron salió del Popular sin indemnización y con despido improcedenteÁngel Ron, expresidente de Banco Popular./EFE

El ex presidente del Banco Popular fue despedido de forma improcedente y sin indemnización alguna, pese a sus 32 años de trayectoria en la entidad financiera.

PUBLICIDAD

La entidad financiera acumuló una pensión de 24 millones de euros para Ángel Ron, pero siempre y cuando la actual cúpula no le denuncie por un supuesto quebranto económico. Hasta finales de 2016 y después de toda su vida laboral dedicada al Banco Popular, Ron acumulaba en su “hucha” de pensiones 8,57 millones de euros, a los que hay que sumar una aportación adicional de 15,638 millones de euros en el momento de su cese.

No obstante, Ron pide ahora una indemnización por su larga trayectoria en el Popular y por el despido improcedente. Este montante, según Cinco Días, no será elevado.

En cuanto al cobro de la pensión, según las fuentes financieras consultadas por el citado diario, no está en duda, pero en la alta dirección de la entidad no se estipuló indemnización alguna por despido. Con la nueva dirección, presidida por Emilio Saracho, se han modificado los estatutos para subir el variable y fijar indemnización.

PUBLICIDAD

De esta forma, Ron percibirá 1,1 millones de euros anuales siempre y cuando respete el pacto de no competencia poscontractual. Es decir, no podrá volver a la banca al menos hasta dentro de 11 años, justo cuando cumpla los 65 años. Ron presentó su dimisión por decisión unánime de los consejeros. Asimismo, la petición de indemnización suele ser una práctica habitual de los altos directivos, y que ya ha realizado el Popular en otras ocasiones.

La negociación entre Ron y la entidad financiera se encamina a una solución amistosa, pese a las críticas de varios accionistas minoritarios en la Junta del pasado 20 de febrero. Los accionistas de la entidad financiera criticaron ayer durante la junta la labor de Ron en el Banco Popular, que ha supuesto enormes pérdidas en Bolsa, y pidieron al nuevo equipo que exija responsabilidades al exbanquero y, si es necesario, que responda con su patrimonio por su “nefasta gestión”. Popular cerró con unas pérdidas de 3.485 millones en 2016.

No obstante, ninguno de los críticos ha presentado una reclamación formal hasta ahora para exigir al Popular que tome cartas en el asunto y se oponga a esta indemnización e incluso a la pensión.

Por otro lado, se espera también la salida del vicepresidente del Popular, Roberto Higuera, quien lleva en la entidad financiera cerca de 50 años. En su sustitución entrará un consejero independiente.

PUBLICIDAD

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®