Endesa y Gas Natural se enfrentan a una multa de 6 millones

Endesa y Gas Natural se enfrentan a una multa de 6 millonesEl presidente de Endesa, Borja Prado, y el CEO de Gas Natural Fenosa, Rafael Vilaseca

Endesa y Gas Natural podrían ser multadas con tan sólo 6 millones de euros si se demuestra su presunta manipulación de precios de la electricidad entre octubre de 2016 y enero de 2017, cuando los precios se dispararon a máximos históricos.

PUBLICIDAD

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha incoado expediente sancionador a ambas eléctricas tras advertir “indicios” de una manipulación al alza del coste de la electricidad a través de las centrales de ciclo combinado de gas. El objetivo no era otro que incrementar sus ingresos a costa de consumidores y empresas.

Esta presunta manipulación del mercado se realizó en un mes muy duro para los consumidores, ya que los precios de la electricidad se dispararon. La excusa de estos elevados precios dada oficialmente entonces fue la ausencia de lluvia y viento, por lo que las eléctricas decidieron cubrir la demanda con centrales térmicas y de gas. Ahora, tras la incoación del expediente, se abre una investigación que deberá concluir en 18 meses, para conocer exactamente si hubo o no manipulación en los precios.

Las eléctricas han asegurado que esta subida de precios se debe al sistema eléctrico, y por ello presentaron ofertas desproporcionadas en varias de sus plantas para casar las ofertas. Todo ello, en el caso de que fallaran las renovables o cualquier otra planta, un hecho que no ocurrió, pero acabaron pagando con creces los consumidores.

PUBLICIDAD

Esta práctica se llevó a cabo en varias ocasiones, según el regulador, ya que tanto Endesa como Gas Natural Fenosa entendían que sus centrales iban a entrar en el suministro eléctrico y a precios muy superiores al “pool”, el mercado mayorista. Todo ello, con los precios de la luz en niveles no vistos desde 2013, cuando se acusó a Iberdrola de manipular también el precio de la electricidad mediante las centrales hidroeléctricas.

Asimismo, mientras este sistema se diseñaba en España, en Francia se tuvo problemas con las nucleares, por lo que se disparó la exportación de electricidad, incrementando también los precios. Todo ello en plena ola de frío, pero sin apenas lluvia.

“Esta conducta se habría ejecutado con pleno conocimiento por parte de la empresa de la alta probabilidad de que estas centrales resultaran programadas por restricciones técnicas en caso de no ser despachadas en el mercado diario, al ser necesario habitualmente algún grupo térmico para la seguridad del sistema eléctrico en las zonas donde estas centrales se ubican, pudiendo obtener unos ingresos superiores a los que hubieran obtenido derivados de su participación mercado diario”, según ha asegurado el director de Energía de la CNMC, Fernando Hernández, en el acuerdo de incoación de expediente recogido por El Mundo.

Gas Natural llevó a cabo estas medidas presuntamente irregulares durante “varios días” en al menos cinco de sus centrales de gas, las que tiene instaladas en Levante. Endesa, por su parte, solo tendría bajo sospecha la planta de Besós (Barcelona).

PUBLICIDAD

 

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®