80.000 familias y 5.000 empleos, afectados por el giro del Gobierno en Ence

80.000 familias y 5.000 empleos, afectados por el giro del Gobierno en Ence

Una decisión del Gobierno, como ha ocurrido en Alcoa, Ferroatlántica o en el sector del automóvil, en Ence afectará a la actividad económica de 80.000 familias y pone en peligro 5.000 puestos de trabajo en Galicia,

PUBLICIDAD

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, pide al Gobierno que «rectifique» su decisión de no litigar a favor de la prórroga concedida a Ence en Pontevedra y advierte de que Galicia tiene «competencias» y «herramientas» que utilizará para defender a las miles de familias que venden madera a la pastera y también los empleos directos e indirectos de la planta.

Núñez Feijóo inicide que la decisión adoptada por parte del Gobierno le produce «perplejidad» por la «falta de respeto» a una comunidad con competencias en medio ambiente.

La Abogacía del Estado ha comunicado a la Audiencia Nacional que desiste de continuar con la defensa de la prórroga de 60 años, concedida en enero de 2016 al fabricante de pasta de papel Ence por el Gobierno en funciones de Mariano Rajoy, para mantener su actividad industrial en la ría de Pontevedra.

PUBLICIDAD

En esta resolución, difundida la semana pasada por el Ayuntamiento de Pontevedra, la Abogacía del Estado solicita a la Audiencia Nacional que, tras los trámites oportunos, dicte sentencia de conformidad en los términos que piden los demandantes, es decir, que se anule la prórroga.

«Aguardo que no tengamos en ningún caso que ejercer nuestras competencias, que lo haríamos, de acuerdo con los intereses de los trabajadores, de las familias y de los empleos. La compañía que se defienda ella; a nosotros nos corresponde defender los empleos y las personas que viven del sector forestal en Galicia», señala Feijóo.

Para Núñez Feijóo, la decisión del Gobierno implica «falta de seguridad jurídica», ya que la Abogacía del Estado decía una cosa hace 24 meses y otra distinta dos años después, algo que no se puede permitir «la cuarta economía del euro». 

80.000 familias y 5.000 empleos

El presidente gallego explica que unas 80.000 familias venden su madera a Ence en Galicia, una empresa de la que dependen unos 5.000 empleos, tanto directos como indirectos, y ha advertido de las consecuencias para la economía gallega que supondría el cierre de la planta.

PUBLICIDAD

«Si Ence tiene que cerrar se irán todas las personas que cobran la nómina, pero también todos los autónomos que transportan en su camiones la madera; el puerto de Marín (Pontevedra) perderá entre un 30 y un 40 % de su actividad, y el de Ribadeo (Lugo) dejará de tener a su cliente principal y será un puerto fantasma; mientra que las familias con madera en Galicia se quedarán sin su cliente fundamental», ha resumido.

Núñez Feijóo confía en que esta situación se solucione «en los próximos días» y recuerda que el Gobierno de España lo es de todos, con independencia del partido que esté detrás, y fue el que concedió la prórroga hace ya tres años. 

Cambio de criterio por motivos políticos

En su opinión, un gobierno «no puede cambiar de criterio por motivos políticos, en época electoral», y ha insistido en que España es y debe ser «un país previsible» respecto a la seguridad jurídica.

El presidente gallego ha asegurado, además, que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha tomado decisiones que afectan a la economía gallega «sin consultar» y ha puesto en cuestión «centenares de empleos» en la industria electrointensiva, como en Alcoa y Ferroatlántica, «y no plantea ninguna propuesta» para mantenerlos.

Respecto a la ubicación de la planta, origen del conflicto, Núñez Feijóo ha concedido que «puede haber discrepancias legítimas» sobre su emplazamiento, pero «lo que no es legítimo» es poner en cuestión las nóminas, ha concluido.