Teresa Ribera, la ministra antidiésel, declara dos coches diésel de 2007 y 2011

Teresa Ribera, la ministra antidiésel, declara dos coches diésel de 2007 y 2011La ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Una cosa es predicar y otra dar trigo dice uno de los dichos del rico refranero español. Y eso es lo que le sucede a Teresa Ribera, la ministra antidiésel, que declara dos vehículos en propiedad, un Peugeot 307 y un 5008, ambos diésel con etiqueta de la DGT ‘B’, nada ecológicos, en la era de la transición ecológica.

PUBLICIDAD

Cuando hoy se le ha preguntado por ambos coches y si no era una cotradición después de poner en pie de guerra al sector del automóvil por su exacerbado ataque a los coches diésel, con su impacto negativo en las ventas, y por tanto, en la producción y empleo de los fabricantes en España, simplemente se ha limitado a decir que era ahora es ministra en funciones. Ha añadido que va a los sitios andando, en bicleta en tramsporte público… pero nada sobre sus dos automóviles B. muy poco ecológicos para la ministra de la Transición Ecológica-

La política socialista, además declara, dos viviendas en dos de las zonas más caras de España, ambas en copropiedad. Una de ellas en Majadahonda, en Madrid, y la otra en Ciudadela, en Balerares, así como una plaza de garaje en Majadahonda.

Como buena defensora de las pensiones públicas, como todo socialista de bien, cuenta con un fondo de pensiones privado, aunque no especifica la cantidad, pero que declara junto con saldo en cuenta corriente y en total suma 180.000 euros.

PUBLICIDAD

La ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la V Feria del Vehículo Eléctrico de Madrid, ha insistido hoy en la necesidad de rebajar el porcentaje de gases de efecto invernadero, como el CO2 o el Nox, emitido especialmente por los motores diésel, para mejorar la calidad del aire y cumplir las obligaciones del país con Europa.

Para llegar a estándares europeos, Ribera ha destacado la importancia de áreas como Madrid Central, a la que ella podrá acceder con su coche oficial, pero no con los suyos particulares, dos diésel de 2007 y 2011 con etiqueta B. Una cosa es predicar….