BCE dejará la puerta abierta a estímulos y mantendrá tipos y compra de deuda

BCE dejará la puerta abierta a estímulos y mantendrá tipos y compra de deuda

20 enero, 2016
|
Actualizado: 20 enero, 2016 0:00
|
Fráncfort (Alemania), 20 ene.- El Banco Central Europeo (BCE) mantendrá mañana los tipos de interés y el programa de compra de deuda pública y privada, pero dejará la puerta abierta a aplicar más estímulos los próximos meses en caso necesario.

Los mercados descartan que el BCE anuncie tras la reunión nuevas medidas de política monetaria.

En especial, prestarán mucha atención a las declaraciones que haga el presidente del BCE, Mario Draghi, sobre el desplome de los precios del petróleo desde comienzos de diciembre, cuando se reunió el consejo de gobierno por última vez, y sus efectos en la inflación, en un momento en que el barril de crudo Brent y el de Texas están por debajo de los 28 dólares.

El BCE tiene como objetivo una tasa de inflación algo por debajo del 2 %, pero ha asegurado en las últimas semanas que ahora se fijará en la inflación subyacente, la que descuenta los elementos más volátiles, como la energía y los alimentos.

"Después de las medidas decididas a comienzos de diciembre, no esperamos nuevos pasos en la reunión del jueves. En la rueda de prensa, el presidente del BCE Draghi mantendrá abiertas todas las opciones y evitará señales claras", considera el analista del banco Commerzbank Michael Schubert.

El consejo de gobierno del BCE decidió en diciembre encarecer más su tasa de interés de depósito, por la que remunera el dinero a los bancos a un día, en 10 puntos básicos, hasta el -0,30 %.

El BCE mantuvo su tipo de interés rector, el que cobra en las operaciones de refinanciación principales en la zona del euro, en el mínimo histórico del 0,05 %, y la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en el 0,30 por ciento.

También prolongó el programa de adquisición de deuda pública y privada seis meses hasta marzo de 2017, pero sin aumentar el volumen mensual de compra.

Asimismo, Draghi será más cauteloso en sus declaraciones de lo que fue antes de la reunión de diciembre, cuando generó falsas expectativas.

El vicepresidente del BCE, el portugués Vítor Constancio, reconoció en una entrevista a finales de diciembre que la entidad monetaria cometió errores y que debe comunicar mejor para evitar dar sorpresas a los mercados, como ocurrió en diciembre.

"Es probable que el consejo de gobierno tenga todavía opiniones muy diferentes", como a comienzos de diciembre, apuntó Schubert.

Quienes están a favor de aplicar más estímulos monetarios argumentarán que la inflación en la zona del euro está en niveles muy bajos, pero los que están en contra dirán que la actividad económica ha mejorado, según el analista de Commerzbank.

La tasa de inflación subyacente se situó en diciembre en el 0,9 por ciento.

"Más iniciativas de expansión monetaria dañarían probablemente la credibilidad del BCE" si se aprobaran tan pronto, tan sólo seis semanas después del paquete de medidas adoptado a comienzos de diciembre, a juicio de los analistas del Royal Bank of Scotland Andrew Cates y Waylon Sittampalam.

"Sin embargo, Draghi indicará seguramente que la puerta todavía está abierta para una expansión monetaria mayor los próximos meses", según Cates y Sittampalam. EFE
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD