El Brexit y la gobernanza mundial de la oligarquía financiera

El Brexit y la gobernanza mundial de la oligarquía financiera

17 agosto, 2016
|
Actualizado: 17 agosto, 2016 13:08
|
PUBLICIDAD

El capitalismo financiero es quien controla el Gobierno de cada país, así como el rumbo del mundo. Tras la victoria del Brexit el pasado mes de junio, los movimientos que las diferentes entidades y gobiernos están llevando a cabo en las últimas semanas, no son más que una estratagema que no responden a los intereses del pueblo inglés, sino a una estrategia de reajuste y de arreglo de los intereses politico-financieros de una oligarquía que controla a la humanidad. Así lo afirma el francés Pierre Hillard, Doctor en Ciencias Políticas y ensayista.

Hillard hace un breve repaso en el portal bvoltaire de la estrecha relación entre el mundo financiero y Londres. Explica cómo las altas finanzas emigraron en el siglo XVIII desde los Países Bajos a la City de Londres en consecuencia de la alianza entre el dictador Cromwell y rabino Menasseh ben Israel, representante de la comunidad financiera holandesa. De esta forma, tras la Revolución Gloriosa de 1688, se impuso una nueva dinastía y una creación del Banco nacional de Inglaterra en 1694 que ‘permitieron al imperialismo británico irse a la conquista de los bienes de este mundo’.

Además de la Londres, el otro centro financiero del mundo se encuentra en Wall Street, fruto del colonialismo inglés, que en el siglo XIX mantenía lazos estrechos con la City para ‘controlar el mundo’. La creación de la Fed en 1913, independiente del poder político, incitado por grandes banqueros como Kuhn, Loeb, Schiff y Warburg, reforzó la omnipotencia de esta aristocracia financiera.

Ésta, afirma Hillard, alcanzó un rango superior con la creación, en 1930, del Banco de Pagos Internacionales bajo el impulso de Hjalmar Schacht que, más tarde, sería nombrado por Adolf Hitler dirigente de Reichsbank en 1933 y ministro de la Economía de Reich entre 1934 y 1937. Este alemán, muy atado a la oligarquía anglosajona, en particular a Montagu Norman, el gobernador del Banco de Inglaterra del 1920 al 1944, consideraba que había que crear un tipo de banco central de los bancos centrales, explicado por Carroll Quigley en tragedia y esperanza:

El poder del capitalismo financiero no tenía otro plan que crear, nada menos, que un sistema mundial de control financiero en manos privadas capaz de dominar el sistema político de cada país y la economía mundial en su conjunto.El sistema se controla mediante manera feudal por los bancos centrales del mundo actuando en concierto mediante acuerdos secretos alcanzados durante las reuniones y conferencias frecuentes”.

Es por ello, reflexiona el ensayista francés, que los movimientos que se están llevando a cabo en las últimas semanas tras el Brexit, no poseen un ideal de defensa de los intereses del pueblo inglés sino en una ‘estrategia de reajuste y de arreglo de los intereses politico-financieros de una casta oligárquica y la City, en contacto con muy opaco BPI’.

Pierre Hillard recuerda que el gigante chino tiene los favores de la City y repasa el proceso de internacionalización del yuan japonés en el marco de los DTS, que incluye también al dólar, el euro, la libra esterlina y el yen y que son un instrumento monetario para las transacciones internacionales.

Estos hechos, concluye Hillard, son fruto de los trastornos politico-financieros en Europa y en el mundo que anuncia una moneda planetaria que The Economist, portavoz de la City, ya lo anunciaba desde 1988 para 2018: el Phoenix. ‘Poca importancia tiene el nombre de esta moneda y la fecha de ejecución de este proyecto ya que estas ambiciones (si llegan a plazo) serán el coronamiento y la victoria definitiva de un gobierno mundial de banqueros enemigos de la humanidad’.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD