Programas del domingo
El cambio de cromos en el BCE: vía libre a Weidmann para sustituir a Draghi

El cambio de cromos en el BCE: vía libre a Weidmann para sustituir a Draghi

20 febrero, 2018
|
Actualizado: 20 febrero, 2018 15:13
|

Alemania no ha dado su apoyo a Luis de Guindos para la vicepresidencia del BCE sin condiciones. Los ‘halcones’ -contrarios a la complacencia y las ortodoxas medidas del BCE- ya tendrían a su candidato: Jens Weidmann, presidente del Bundesbank.

El puesto otorgado a Luis de Guindos, que aún tiene que pasar el trámite en el Consejo Europeo, abre las puertas a Weidmann para presidir el BCE a partir de noviembre de 2019, cuando expira el mandato del banquero italiano. «Pensamos que el nombramiento de Luis de Guindos ha aumentado las posibilidades de que Jens Weidmann tome el mando del BCE a partir de noviembre de 2019», han asegurado desde UBS.

Con Weidmann al frente de la política monetaria de la Eurozona podrían registrarse un incremento de tipos más elevado del esperado, reforzando al euro e impulsando al alza el interés de la deuda emitida en la Eurozona.

Los alemanes del Bundesbank no han escondido sus críticas a la complacencia del BCE, que mantiene los tipos en el mínimo histórico pese a que están subiendo en EE UU. La subida del precio del euro, no obstante, incrementará el coste de financiación de las empresas, especialmente las más endeudadas, y beneficiará a aseguradoras, pero sobre todo a la banca, cuyos márgenes previsiblemente se incrementarán con fuerza una vez comience el fin de la era de los tipos bajos.

Los rumores del mercado apuntan que ha habido un cambio de cromos en el BCE. Alemania entrega la vicepresidencia del organismo, al tiempo que espera obtener el apoyo del Gobierno para conseguir la presidencia. Francia, previsiblemente, apoyará a Alemania para sustituir a Italia al frente del BCE.

Weidmann, un crítico de la política ortodoxa del BCE

En las últimas semanas, Weidmann ha criticado a Draghi por su «calma engañosa» y emplazó a iniciar la reversión de los estímulos económicos. El trabajo de Weidmann, o del sucesor de Draghi, es titánico. Por un lado, tiene que aumentar los tipos de interés y reducir el programa de compra de deuda corporativa y sin estallar las posibles burbujas que se han ido formando a lo largo de estos años. Weidmann también ha afeado a la Comisión Europea por sus propuestas.

«La integración económica de Europa ha contribuido sin duda a nuestra prosperidad. No obstante, ahora se discute si deberíamos profundizar en esa integración y, de ser así, cómo deberíamos hacerlo», escribía en un importante diario alemán hace apenas un mes. «También en el futuro la zona euro puede estar expuesta a pruebas de estrés debido a crisis regionales o sectoriales. La buena situación económica actual no debería cegarnos en eso», asegurando que el BCE contribuye a una «calma engañosa».

.
Noticias Relacionadas: