Las claves del cálculo del nuevo euríbor

Las claves del cálculo del nuevo euríbor

16 marzo, 2016
|
Actualizado: 16 marzo, 2016 0:00
|

El euríbor, el índice de referencia para el cálculo de los intereses de las hipotecas, toca a su fin tras los escándalos de manipulación por varias entidades financieras. Hasta ahora su cálculo se basaba en los tipos que aplican tan solo 24 bancos en sus transacciones, por lo que su manipulación era muy sencilla y ha acabado con un sistema fraudulento. Bruselas ha impuesto multas por valor de 1.700 millones a Deutsche Bank, Societé Générale, Royal Bank of Scotland (RBS), JPMorgan, Citigroup y el bróker RP Martin por manipular este índice del que dependen millones de hipotecados. Ninguna de estas víctimas directas se ha visto resarcida.

Se espera que el cambio se realice en otoño, en el tercer trimestre del año, pero en julio comenzará la fase beta. La principal diferencia entre el nuevo cálculo y el actual radica en el número de entidades que formarán parte: 24 frente a medio centenar. Durante  2009, varias entidades financieras manipularon este índice a su favor, motivo por el que se escuda el G-20 para actuar contra estos actores y evitar que se puedan repetir en el futuro.

El nuevo índice estará bajo la vigilancia del Instituto Europeo de los Mercados Monetarios, el EMMI. El índice estaría dotado de una mayor transparencia y fiabilidad ya que su base en las transacciones alcanzará los 50 bancos.

Este Euríbor mostraría una mayor eficacia, debido principalmente a que se mediría con transacciones reales, y no con las estimaciones de los bancos, como se hace en la actualidad.

Con la bajada de los tipos de interés en la Eurozona al 0%, el Euríbor se sitúa en negativo a un año por primera vez en la historia. Cerró febrero en tasas negativas y va camino de hacer lo mismo en marzo.

Para que los hipotecados se puedan beneficiar de los tipos negativos y que el banco pague por sus préstamos se necesitaría que el euríbor llegue a cotas negativas por encima del interés fijo de las hipotecas, referenciadas en un euríbor + 0,5% como mínimo. En este sentido, el euríbor necesitaría registrar un -0,5% para dejar de pagar intereses por la hipoteca. A partir de octubre se conocerán ya los primeros datos oficiales.

Por otro lado, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha exigido que se hagan públicos los resultados de las pruebas. Cree que aún hay «muchos interrogantes» en el que sería nuevo sistema de cálculo. «Aunque, en principio el cambio de metodología no debería afectar mucho al índice, se tiene que respetar el derecho a la información de los consumidores para evitar que se puedan producir perjuicios a los mismos«, advierte la OCU.

Por ello solicita que, durante el periodo de pruebas de julio a diciembre de este año, se calcule el euribor utilizando ambas métodos de cálculo, pues permitiría comprobar si existen diferencias significativas entre ambos.

.
Noticias Relacionadas: