Programas del domingo
Controladores aéreos y médicos se unen a huelga del sector público del jueves

Controladores aéreos y médicos se unen a huelga del sector público del jueves

06 abril, 2016
|
Actualizado: 06 abril, 2016 0:00
|

Atenas, 6 abr.- Los empleados públicos griegos secundarán el próximo jueves una nueva huelga contra la prevista reforma de las pensiones, a la que en esta ocasión se unirán los controladores aéreos, lo que probablemente operará ningún vuelo con origen o destino en Grecia.

El paro de los controladores se iniciará en la medianoche del miércoles al jueves (21.00 GMT) y terminará en la medianoche del viernes.

Aunque en esta ocasión la huelga solo ha sido convocada por el sindicato del sector público, ADEDY, y no conjuntamente con el del sector privado, GSEE, los médicos privados tienen previsto sumarse a ella.

Asimismo el sindicato de los periodistas de Atenas (ESHEA) se unirá a estos paros desde las 6.00 de la mañana del jueves (03.00 GMT) y durante 24 horas.

Como es habitual, se ha convocado además una gran manifestación en la céntrica Plaza Klafthmonos de Atenas.

ADEDY convocó esta huelga en protesta contra la reforma de las pensiones y las medidas previstas en el tercer plan de rescate, y pidió al sector privado que se uniera.

El GSEE no se ha sumado, aunque en un comunicado prometió convocar próximamente, sin especificar fecha, una huelga de 48 horas.

La propuesta de reforma de las pensiones, que despierta un gran malestar social, ya ha sido causa de muchas protestas en los últimos meses.

Aunque las pensiones griegas han sufrido once recortes sucesivos desde 2010, el Ejecutivo propone subidas de cotizaciones y bajadas de las pensiones suplementarias que son una parte fundamental de los ingresos de los jubilados.

«La reforma violenta y neoliberal del Gobierno de coalición de Syriza y de Griegos Independientes (ANEL), continúa la política de austeridad de los gobiernos de Nueva Democracia y de Pasok», dijo ADEDY en la convocatoria de esta huelga.

El Gobierno se ha comprometido con la cuadriga de acreedores a ahorrar en total un 1 % del Producto Interior Bruto (PIB) en las pensiones, lo que significa 1.800 millones de euros.

La última huelga general, el 4 de febrero, también convocada contra la reforma de las pensiones, fue una de las más seguidas de los últimos años, y la manifestación que se celebró durante aquella jornada fue multitudinaria, con alrededor de 40.000 participantes según la Policía y 100.000 según los organizadores. EFE

.
Noticias Relacionadas: