PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Dehesa de los Canónigos retoma el enoturismo con el sello de seguridad sanitaria

La bodega se encuentra en las inmediaciones de Pesquera de Duero (Valladolid)

La bodega vallisoletana Dehesa de los Canónigos retomó las visitas de enoturismo “adoptando todas las medidas de seguridad” frente al COVID-19 y se certificó con el sello ‘Responsible Tourism’, del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y ‘Bsafe’ emitido por Empresa Familiar de Castilla y León.

El objetivo de la familia Sanz Cid es que los visitantes “sientan” la Dehesa, que “vivan su historia, conozcan el viñedo, el proceso de elaboración de los vinos, los prueben y disfruten a través de varias modalidades de visita”. La oferta se ha adaptado a todo tipo de público, “desde un producto más básico hasta otros más elaborados que incluyen catas para expertos, que varían según la época del año y temporada”.

La bodega, cerca de Pesquera de Duero, cuenta con jardines de más de 2.500 metros cuadrados diseñados por la propietaria Mari Luz Cid García, que permiten la celebración de eventos de diferente naturaleza “garantizando la distancia de seguridad entre los asistentes”.