De Guindos, casi sin posibilidad de presidir el Eurogrupo

De Guindos, casi sin posibilidad de presidir el Eurogrupo

15 septiembre, 2017
|
Actualizado: 15 septiembre, 2017 11:19
|
PUBLICIDAD

Luis de Guindos, ministro de Economía, se queda fuera de las quinielas para presidir el Eurogrupo, una vez que expire el mandato el ministro de Finanzas en funciones holandés, Jeroen Dijsselbloem, que se quedará en el cargo hasta mediados de enero de 2018.

Una de las máximas aspiraciones de De Guindos era alcanzar la máxima responsabilidad en el Eurogrupo, pero España, pese al crecimiento de los últimos años, registra aún la segunda tasa de paro más alta de la Eurozona, tan solo superada por Grecia, y con unas cifras alarmantes de empleo temporal -el 90% de los nuevos contratos-, y sin haber cumplido con los objetivos de déficit de Bruselas. Estos motivos son suficientes para considerar que España aún tiene deberes por hacer, más cuando no se han aplicado reformas de calado desde 2013 y ya han pasado cuatro años desde entonces.

El enfrentamiento entre De Guindos y Dijsselbloem era notorio dentro del Eurogrupo, más después de que el presidente de este grupo conformado por los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona dijera a un diario alemán que no puedes pedir ayuda si te has gastado el dinero «en alcohol y mujeres», en referencia a los países del Sur. El ejemplo, desafortunado, se centraba en el despilfarro realizado por estos países durante parte de la crisis económica.

El puesto número uno en las quinielas para suceder a Dijsselbloem es para el ministro de Economía y Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, según citan fuentes diplomáticas a Efe. De esta forma, Francia consolidaría sus puestos de relevancia en la Eurozona y sería un espaldarazo al recién formado Gobierno de Enmanuel Macron, que se enfrenta a las protestas en las calles por la reforma laboral. Aún quedará por saber si Le Maire se postula como candidato para dirigir a los ministros de Finanzas.

Desde las elecciones de marzo pasado en el país, en la que los laboristas de Dijsselbloem sufrieron un importante descalabro que les dejó sin posibilidades de entrar en el Gobierno, el político ejerce de ministro en funciones, lo que le ha permitido mantener la presidencia del Eurogrupo mientras se negocia la formación de un nuevo Ejecutivo. Ahora en Holanda se ultima un acuerdo entre los partidos para formar gobierno, dejando a los conservadores fuera del mismo.

«Tenemos un muy buen presidente del Eurogrupo con Jeroen Dijsselbloem y creo que no es el momento adecuado para discutir esa cuestión», se limitó a decir a su llegada a la reunión en Estonia.

Aunque no hay normas oficiales al respecto, se da por hecho que el Eurogrupo no podrá ser presidido por alguien del Partido Popular Europeo, cuyos miembros ocupan ya la presidencia de Comisión, Consejo y Parlamento europeos, por lo que De Guindos se quedaría fuera del mismo. Sin embargo, con la llegada a la presidencia francesa de Emmanuel Macron, cuyo partido «La República en Marcha» podría integrarse en el grupo liberal europeo, no está claro que vaya a elegirse a un socialista para el cargo, apuntan fuentes diplomáticas. Esto podría complicar las opciones del ministro de Finanzas portugués, Mario Centeno, cuyo nombre sonaba con fuerza por la alabada recuperación de la economía portuguesa.

El Eurogrupo, a diferencia de los consejos de ministros de otros ramos, es un órgano informal con funcionamiento intergubernamental, no comunitario, que ha sido criticado en el pasado por falta de transparencia -sus deliberaciones nunca son públicas- y rendición de cuentas en sus actividades.

Dijsselbloem se ha mostrado a favor de transformar este organismo para que sea un híbrido entre un el sistema intergubernametal y comunitario, como existe ahora, en contraposición al comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, partidario de adoptar un enfoque comunitario. Moscovici aseguró que no pone en tela de juicio el carácter democrático del Eurogrupo, pero consideró que «en lo que se refiere al proceso democrático podemos hacerlo mucho mejor«.

«En mi opinión la democracia va de rendición de cuentas, lo que significa que tienes un Ejecutivo, un liderazgo, debate y que eres controlado. Y esto no es el caso en el Eurogrupo», ha destacado. En su opinión, la respuesta está en la propuesta lanzada por el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, para crear un ministro de Economía y Finanzas de la UE que asuma la vicepresidencia del Ejecutivo comunitario y la presidencia del Eurogrupo, «que sea controlado por el Parlamento Europeo».

Esta y otras propuestas relativas al futuro de la Unión Económica y Monetaria que entablarán esta tarde los ministros como paso previo a la presentación en diciembre de un paquete de medidas para reforzarla.

En este sentido, el presidente del Eurogrupo afirmó que los ministros de la eurozona abordaron hoy el modo de reducir su vulnerabilidad y mejorar respuesta ante las crisis económicas, así como la necesidad de ser más rápidos en su recuperación posterior.

«Fuimos demasiado lentos al absorber los choques, no estábamos listos para ello ni desde el lado privado ni desde el público y la recuperación llevó mucho tiempo si se compara, por ejemplo, con Estados Unidos», dijo Dijsselbloem.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD