El Gobierno de Sánchez se aferra al sillón pese a la debilidad: «Sería absurdo» adelantar elecciones

El Gobierno de Sánchez se aferra al sillón pese a la debilidad: «Sería absurdo» adelantar elecciones

24 julio, 2018
|
Actualizado: 24 julio, 2018 10:33
|
PUBLICIDAD

«Sería absurdo» adelantar las elecciones. Así de tajante se ha mostrado la portavoz y ministra de Educación, Isabel Celaá, para referirse a un hipotético adelanto electoral pese a la debilidad mostrada por el PSOE en el Congreso, con solo 84 diputados, y con la mayoría del PP en el Senado.

La falta de acuerdo para aprobar el techo de gasto, donde el PP de Pablo Casado, tiene la voz cantante, pone en peligro la continuidad de Sánchez en La Moncloa, más cuando no puede aprobar la ley anual más importante: Los Presupuestos Generales del Estado.

Los ‘populares’ ya han dado su rechazo al nuevo techo de gasto y a los nuevos objetivos de déficit y deuda. Este paso es imprescindible para sacar adelante las promesas de Sánchez, que en poco menos de dos meses en La Moncloa ha prometido más impuestos, flexibilizar el déficit del Estado y de las Autonomías, junto con la subida de las pensiones al IPC, y establecer un tipo mínimo en Sociedades del 15% efectivo, junto con subidas en el IRPF y Sucesiones y Donaciones. Todas ellas quedarán en el tintero si el Gobierno de Sánchez no logra el acuerdo con el PP. También quedarán en saco roto los nuevos impuestos a la banca y a las tecnológicas, ya que se necesita la mayoría cualificada, de la que carece el PSOE.

Y es que, tampoco tiene asegurado el apoyo de Compromís y de Unidos Podemos, que ya han rechazado el nuevo techo de gasto por quedarse corto. El montante de Sánchez ha ascendido a 125.064 millones de euros, un 4,4% más respecto a los Presupuestos anteriores. La izquierda radical exige 10.000 millones adicionales.

Asimimo, tampoco tiene el apoyo total de los separatistas, que harán valer sus escaños para dar el sí a las medidas de Sánchez, que tendrá que complacer al xenófobo y racista Quim Torra, que ya ha exigido la gestión del aeropuerto de El Prat.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, por su parte, ha considerado vacías las palabras del Gobierno y prevé un «otoño caliente», con la convocatoria de elecciones, justo a seis meses vista de las elecciones municipales y autonómicas del próximo año. El «invento» del Gobierno de Pedro Sánchez se va a ver en una «encrucijada» por ir «de la mano» de los separatistas catalanes. «Le guste o no al señor Sánchez, para tener un gobierno fuerte hay que ir a las urnas y buscar mayorías estables», ha dicho Rivera en Antena 3 y ha subrayado que el «pecado original» del Ejecutivo «interino» socialista es que «nace agotado».

Según ha afirmado Celaá, «nadie está pensando en adelantar las elecciones» generales, pero ha precisado que «nadie va a resistir más allá de lo razonable». El Gobierno afirmó la pasada semana que prorrogaría las cuentas de 2018, a las que el PSOE votó en contra, con tal de acabar la legislatura. En este sentido, tendría que ajustarse a los objetivos de déficit aprobados, es decir, recortar en unos 11.000 millones de euros los Presupuestos, y solo lo podrá hacer por la vía del gasto, sin perjudicar a los contribuyentes directamente con subidas de impuestos.

La portavoz del Ejecutivo ha subrayado que la convocatoria de elecciones es una facultad del presidente del Gobierno y ha insistido en que, en este momento, nadie piensa en ello.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD