PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El ministro de Sanidad, Salvador Illa durante su intervención en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de ministros, este martes en Moncloa. EFE/ Mariscal

El Gobierno evalúa un nuevo estado de alarma para toda España con toque de queda

El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que el Gobierno analizará con Madrid y otras comunidades que lo planteen la posible aplicación del toque de queda, que requeriría decretar el estado de alarma en toda España o en una parte de territorio, y ha llamado a los ciudadanos a reducir la movilidad y los contactos para contener la pandemia.

Así lo ha dicho Illa en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes, en la que ha explicado que la puesta en marcha del toque de queda «requiere la implantación del estado de alarma», que este «puede adoptarse en una parte del territorio o en todo» y que «no hay tomada ninguna decisión» por el momento sobre su implantación ni sobre la franja horaria en la que se aplicaría.

Además, el ministro ha advertido de que «si se diera el caso para aplicarlo, habría que conocer qué grupos estarían dispuestos a apoyarlo en el Congreso para tener la perspectiva de que pueda tener un horizonte de más de 15 días», mientras ha insistido en que se trata de una medida que «está en evaluación y estudio».

«También habrá que discutir el ámbito de aplicación territorial de esta medida», ha recalcado Illa y ha recordado que el Gobierno «monitoriza constantemente las restricciones que adoptan otros países y está abierto a discutirlas todas».

Pero, ha insistido en que «sería bueno que los que estén dispuestos a contemplar esta medida aclarasen si comprometerían su apoyo, en el caso de que tuviera que extenderse mas allá de 15 días».

Sobre el fin de estado de alarma en Madrid el próximo sábado, Illa ha asegurado que el Gobierno no va a pedir su prórroga y ha avanzado que hoy analizará con la Comunidad de Madrid, en la reunión del Grupo Covid-19, «alternativas con amparo legal para seguir tomando medidas estrictas que permitan reducir la incidencia acumulada» en la región.

En este sentido, no ha querido avanzar detalles sobre las restricciones que se podrían aplicar en Madrid a partir del sábado, ya que ha dicho que le corresponde al Gobierno madrileño comunicarlas en su momento.

Illa ha subrayado que «vienen semanas muy duras, viene el invierno y la segunda ola no es ya una amenaza sino una realidad en toda Europa», y ha señalado que «el virus no viaja solo» y hay que reducir la movilidad y los contactos «con el esfuerzo y la concienciación de todos, más que con medidas legales».

«Es importante que todos sepan que hay que estar en guardia y en alerta y no nos podemos relajar» y ha apelado al lavado de manos, al uso de la mascarilla, la ventilación contante de espacios cerrados y el distanciamiento social de dos metros como medidas imprescindibles para combatir los contagios.