Avalancha de denuncias ante el Banco de España por los gastos hipotecarios

Avalancha de denuncias ante el Banco de España por los gastos hipotecarios

03 enero, 2018
|
Actualizado: 03 enero, 2018 8:56
|

La avalancha de quejas ante el Banco de España por la constitución de hipotecas va camino de récord tras superar todas las previsiones del organismo, que esperaba un total de unas 30.000 en todo el 2017.
Las sentencias judiciales del Tribunal de Justicia de la UE, que ha obligado al Supremo a cambiar el criterio de las cláusulas abusivas, junto con las directrices impuestas a la banca por parte del supervisor, gobernado por Luis María Linde, ha tenido como resultado 29.957 quejas entre enero y septiembre, cuando se estimaba como máximo 30.000 para todo el año. Aún faltan por contar las quejas llegadas al Banco de España entre octubre y diciembre.
Todas las quejas se han tramitado a través del Servicio de Reclamaciones del Banco de España y la cifra duplica a las recibidas en todo el año 2016. Asimismo, se acerca al número registrado en 2013, cuando las cláusulas suelo eran el principal problema.
El aluvión se debe ahora a las cláusulas de constitución de hipotecas, es decir, los gastos de notaría, registro, impuestos de Actos Jurídicos Documentados, etc…  Estos gastos están siendo ahora objetos de denuncias y demandas judiciales en los tribunales debido a que la banca, por norma general, se los hizo pagar al hipotecado, pese a que la ley establecía claramente que parte correspondía a cada uno.
Los servicios de atención al cliente de los bancos no han parado de recoger las quejas, más cuando es el primer paso que deben realizar los consumidores afectados por los mismos. Antes de la vía judicial, se puede trasladar la queja al Banco de España, y se debe esperar una respuesta para evitar iniciar el periplo judicial. El organismo tiene cuatro meses para dar respuesta a los afectados, pero la avalancha es tal que no se descarta que tenga que subcontratar la gestión de reclamaciones para poder cumplir con los plazos. Ya sucedió en 2013 con las cláusulas suelo.
De momento, las sentencias judiciales de primera instancia y provinciales son muy confusas al respecto. Por un lado, algunos jueces imputan todos los gastos a la banca, mientras que otros han optado por repartirlos según corresponde en la legislación.
Se estima que hay unos 8 millones de hipotecados afectados por los gastos de constitución, cuyo coste podría superar al de las cláusulas suelo en la banca
De esta forma y sin jurisprudencia por parte del Supremo, los consumidores se ven obligados a iniciar las demandas por la vía judicial. Los clientes tienen las de ganar, ya que en la mayoría de casos se ha condenado a la banca. No obstante, hay que iniciar el proceso para ello en los juzgados únicos de las cláusulas suelo, colapsados debido a la falta de personal, presupuesto y por la avalancha de clientes afectados.
 
Las respuestas del Banco de España no son de obligado cumplimiento para la banca, por lo que no queda más remedio que esperar qué deciden las entidades financieras, que en la mayoría de casos solo dejan como alternativa la solución judicial.

Noticias Relacionadas: