El Banco Santander suprimirá 460 empleos en su sede central y 1.200 en las oficinas

El Banco Santander suprimirá 460 empleos en su sede central y 1.200 en las oficinas

08 abril, 2016
|
Actualizado: 08 abril, 2016 0:00
|

El Banco Santander ha trasladado hoy a los sindicatos que prevé suprimir 460 empleos sólo en su centro corporativo, desde el que presta servicios a todo el grupo, y que se sumarán al máximo de 1.200 que reducirá sólo en su filial española.

Según han informado fuentes próximas a la negociación, cerca de 8.500 trabajadores prestan servicios para el centro corporativo del grupo, por lo que la salida de 470 empleados supondrá una reducción próxima al 5%.

La reacción de los sindicatos no se ha hecho esperar, y en una nota remitida hoy, UGT califica de «indignante» la «paradoja» que a su juicio supone que 1.246 directivos se embolsen al año 699 millones, mientras 22.970 empleados cobran entre todos 971 millones.

Tras este anuncio, el sindicato se pregunta cómo valora la entidad el esfuerzo realizado por todos los trabajadores en los últimos años, así como el trabajo «constante y abnegado» de toda la plantilla.

Este recorte llega después de una etapa de simplificación de las estructuras del centro corporativo, que ha supuesto bajar de 15 a 10 el número de divisiones, aún así desde la cabecera del grupo se seguirán desarrollando funciones clave de gestión, supervisión y de control de las distintas unidades del Santander.

El gigante que preside Ana Botín apuesta por construir un centro corporativo más eficiente, sencillo y transparente, que aporte más valor añadido a los países, según ha trasladado a sus empleados.

Además, el grupo ya redujo de 25 a 21 los miembros de su alta dirección, lo que ha supuesto una reducción del 23 % de la partida salarial desde diciembre de 2014 hasta el cierre de 2015.

La reducción de 470 empleos propuesta hoy se suma al recorte de un máximo de 1.200 en Santander España, de ellos 900 saldrían de la red de sucursales, en la que se pretende cerrar unas 450 oficinas, y los 300 restantes de los servicios centrales de la filial española.

Todo ello con el objetivo de conseguir que a finales de 2016 la eficiencia del grupo haya mejorado hasta el 47,6 % y se hayan ahorrado un 30 % en costes desde 2014. 

Noticias Relacionadas: