Barcelona ya se plantea prohibir a los coches ‘B’ en su ZBE

Barcelona ya se plantea prohibir a los coches ‘B’ en su ZBE

02 enero, 2020
|
Actualizado: 02 enero, 2020 17:57
|

El concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica de Barcelona, Eloi Badia, ha señalado este jueves que la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) es «un primer paso» y no ha descartado que en un futuro se amplíen las restricciones a los vehículos con etiqueta medioambiental amarilla, con la letra B, que no son otros que los coches de gasolina comprados desde el año 2000 al 2005 y los diésel desde 2006 al 2014. Es decir, que algunos de estos coches tienen apenas 6 años.

«Si el horizonte es la descarbonizacion de la economía en 2050, las restricciones irán avanzando», ha indicado Badia en una rueda de prensa de valoración de la ZBE, que restringe la circulación de los vehículos sin etiqueta medioambiental de la DGT en buena parte de la capital catalana y algunos municipios vecinos.

«Esta medida es pionera en España y nos pone a la vanguardia de Europa en políticas medioambientales y de salud», ha enfatizado el concejal que ha señalado que el consistorio no descarta ninguna medida futura para avanzar hacia la descarbonización.

La medida entró oficialmente en vigor ayer pero al ser festivo es efectiva a partir de este jueves, primer día laborable del año.

Aunque ha admitido que hoy es un día «atípico» y ha pedido «cautela» para analizar los datos, el concejal ha dicho que, en comparación con el 23 de diciembre, el tránsito se ha reducido un 11 % dentro de la ciudad de Barcelona, un 15 % en los accesos y un 12 % en las rondas.

Badia, que no ha dado cifras del impacto de la medida en el transporte público, ha explicado que a partir de la semana que viene podrán dar datos más fiables sobre su afectación.

Con el objetivo de mejorar la calidad del aire, la ZBE Rondas BCN prohíbe la circulación durante los días laborales entre las 7 de la mañana y las 8 de la tarde dentro del área comprendida entre la Ronda Litoral y la Ronda de Dalt, vías que no están afectadas por la restricción, a los vehículos sin el distintivo ambiental de la DGT.

Durante los tres primeros meses los conductores que incumplan la medida recibirán un aviso en sus casas y a partir del 1 de abril empezarán a ser sancionados con multas a partir de 100 euros que se pueden incrementar en función del tipo de vehículo, el episodio ambiental o la reiteración.

Por el momento, Barcelona ha instalado 36 de las 66 cámaras que controlarán el acceso de los vehículos a la capital catalana.

Noticias Relacionadas: