Programas del domingo
Caos en Francia por la huelga general contra un Hollande en horas muy bajas

Caos en Francia por la huelga general contra un Hollande en horas muy bajas

31 marzo, 2016
|
Actualizado: 31 marzo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

La reforma laboral edulcorada del presidente francés, el socialista François Hollande, ha levantado a los sindicatos. La CGT, el mayoritario de los trabajadores, ha paralizado al país con atascos de 700 kilómetros en las carreteras galas. París es el epicentro de las protestas, con más de 400 kilómetros de retención en sus alrededores. No hay transporte y los colegios están cerrados.

La crisis desatada por la reforma laboral ha puesto a Hollande contra las cuerdas con una derrota histórica ayer mismo cuando pretendía reformar la Constitución. De poco le ha servido al Gobierno el mensaje: «La reforma laboral no abarata el despido», tras tener que modificar la norma pactada previamente.

En toda Francia habrá 250 manifestaciones en las calles, con París como epicentro contra los socialistas. Asimismo, según un sondeo de Le Parisien, Hollande no ganaría las elecciones «sea cual sea su rival político«, un durísimo varapalo para quien fue vitoreado tras la salida de Nicolás Sarkozy hace casi cuatro años. En 2017 habrá elecciones. La prensa no ha llegado a los kioskos debido a este paro.

Los sindicatos y de las asociaciones de estudiantes han provocado el caos en Francia por la reforma laboral del Gobierno socialista francés provocaba alteraciones en el transporte público, con cancelaciones de vuelos tanto de origen como destino, porque tanto pilotos como controladores y personal de tierra se han sumado al paro. En España hay decenas de vuelos cancelados. Las compañías aéreas que operan en el aeropuerto de París-Orly han tenido que cancelar allí un 20% de sus vuelos y un tercio en el de Marsella.

La Dirección General de la Aviación Civil (DGAC), que había avanzado a las aerolíneas la reducción de sus vuelos a la vista del número de controladores en huelga, no esperaba cancelaciones en otros aeropuertos, pero sí numerosos retrasos, así como posibles implicaciones para los aviones que sobrevuelan el espacio aéreo francés.

En los ferrocarriles, la compañía SNCF había previsto que la huelga iba a afectar en particular a los trenes de cercanías de París (sólo deben circular entre un tercio y la mitad de los habituales, según las líneas) y a los trenes regionales (se mantienen la mitad de los habituales).

En las líneas de largo recorrido, los trenes internacionales circulaban con normalidad, mientras que los de alta velocidad (TGV), han suprimido algunas líneas, sobre todo, en los ejes con el Atlántico y con el Sureste (una cuarta parte) y en el eje con el Norte (la mitad).

En la capital francesa, se habían reducido las frecuencias del metro en un 25%, pero se esperaba que tranvías y autobuses funcionaran normalmente. Las alteraciones en el transporte provocaban a las 8.30 hora local (6.30 GMT) unas retenciones de 430 kilómetros en las carreteras y autopistas de acceso a París, frente a los 250 kilómetros habituales a esa hora.

El paro ocasionaba también el cierre de liceos y la ausencia de prensa en los quioscos, así como alteraciones en numerosos servicios públicos. En el sector privado, como ocurre en estos casos, el seguimiento se preveía muy limitado.

Las organizaciones convocantes de la huelga han organizado más de 200 manifestaciones por todo el país. En París la mas importante comienza a las 13.30 locales (11.30 GMT). La ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, que da nombre a la ley de reforma laboral que ha suscitado la protesta, señaló hoy que está dispuesta a modificar una parte de su redacción durante el debate parlamentario para dar un tratamiento diferenciado para las pequeñas y medianas empresas.

Sin entrar en detalle, El Khomri señaló en una entrevista radio-televisada por «RMC» y «BFM TV» que los motivos que pueden justificar un despido económico -uno de los aspectos de su proyecto de ley- podrían ser diferentes según el tamaño de las empresas.

En cualquier caso, defendió la precisión de esos motivos para justificar despidos económicos -actualmente en el articulado que se lleva al Parlamento, se contemplan cuatro trimestres consecutivos de caída de ingresos– porque a su juicio eso clarifica la situación para los empresarios y levanta obstáculos para que puedan contratar con contratos indefinidos.

«Queremos favorecer los contratos indefinidos» cuando ahora «somos el segundo país de la UE que más recurre a los contratos temporales», argumentó.

LEER MÁS

VÍDEO: Fuertes enfrentamientos en Francia por la reforma laboral

 

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD