Caso Iberdrola-Villarejo: la eléctrica carga contra ACS por denunciar el encubrimiento de la imputación de Galán en EEUU
La Audiencia Nacional investiga si Iberdrola acudió al entonces comisario de Policía Villarejo para espiar a Florentino Pérez, presidente de ACS. El juez mantiene imputado en el caso a Ignacio Sánchez Galán, máximo responsable de la eléctrica.

Caso Iberdrola-Villarejo: la eléctrica carga contra ACS por denunciar el encubrimiento de la imputación de Galán en EEUU

24 marzo, 2022
|
Actualizado: 24 marzo, 2022 11:49
|

Iberdrola ha acusado a ACS de utilizar la causa que investiga presuntas irregularidades en la contratación de empresas vinculadas al excomisario José Villarejo para perjudicar a la eléctrica en su proyecto de fusión entre su filial estadounidense, Avangrid, en Nuevo México.

En un escrito fechado el pasado 18 de marzo al que ha tenido acceso Efe, Iberdrola se refiere a un documento presentado por el presidente de ACS, Florentino Pérez, ante el juez que investiga si la empresa acudió a Villarejo para espiar al empresario.

En dicho documento, Pérez acusaba a Iberdrola de haber tratado de encubrir, frente a los reguladores de Nuevo México, que varios directivos, entre ellos su presidente, Ignacio Sánchez Galán, estaban imputados en España por su supuesta relación con Villarejo.

Por eso, Iberdrola pide al titular del juzgado central de instrucción nº 6, Manuel García Castellón, que rechace el escrito de Florentino Pérez, al referirse a hechos ajenos al presente procedimiento.

Además de que lo que relata el escrito de Florentino Pérez es ajeno a la causa, incluye anexos que no han sido traducidos del inglés, presentados «de manera sesgada a través del filtro de las propias valoraciones e insinuaciones del autor del escrito», señala Iberdrola.

«La ausencia de relación con el presente procedimiento convierte el escrito en unas meras alegaciones descontextualizadas dirigidas a dañar la imagen de un competidor que tiene la condición de acusación», añade.

Lo único que persigue Florentino Pérez es atacar a Iberdrola en su condición de acusación particular, y sus alegaciones no tienen «ninguna relación con el supuesto perjuicio ocasionado a Pérez», las «supuestas injerencias en su intimidad».

Para Iberdrola, el presidente de ACS quiere poner «el foco de atención, no sólo judicial sino también mediático» en la conducta de la eléctrica, «haciendo expresa referencia a la posible existencia de indicios racionales de criminalidad en su actuación y la de sus ejecutivos de forma continuada durante casi una década».

La investigación abierta en la Audiencia Nacional trata de esclarecer si Iberdrola contrató a Villarejo, cuando aún estaba en activo, por un total de un millón de euros entre 2004 y 2012 para, entre otras cosas, infiltrarse en plataformas contrarias a sus intereses o investigar a un accionista crítico con su gestión.

No obstante, la persona jurídica contra la que se dirige el procedimiento es la filial Iberdrola Renovables, no la matriz. 

.
Noticias Relacionadas: