Competencia recopila datos por los elevados precios de la luz en junio

Competencia recopila datos por los elevados precios de la luz en junio

16 julio, 2018
|
Actualizado: 16 julio, 2018 12:47
|
PUBLICIDAD

Los precios de la electricidad se dispararon en junio a máximos no vistos desde hace cinco años. Como realiza cada día, Competencia ha recopilado todos los datos que interfieren en el precio para conocer si detrás de la escalada pudiera haber manipulación.

El organismo presidido por José María Marín Quemada hace acopio de todos los datos, incluidos requerimientos a las distintas empresas que intervienen en el mercado eléctrico, así como observaciones en los trades, donde se fija el precio de compra y venta de la electricidad.

Desde hace más de un mes, Competencia vigila con especial atención los elevados precios registrados en junio para conocer las causas de este incremento, que ha dado como resultado la segunda factura de la electricidad más elevada de la historia. Hasta ahora, Competencia solo se ha limitado a realizar un ejercicio de investigación, aunque no ha abierto aún ningún expediente contra las empresas eléctricas, como sí hizo en el pasado año con Viesgo, e impuso una multa de 25 millones a Iberdrola por manipular los precios de la electricidad en diciembre de 2013. No se descarta así que haya manipulación en el mercado, pero hasta la apertura del expediente hay que esperar a analizar con base a los datos del mercado y de los que faciliten, por obligación y a requerimiento de Competencia, las eléctricas.

Este ejercicio se realiza día a día, según apuntan fuentes del organismo a Intereconomía.com, pero señalan que no se ha abierto aún expediente alguno debido a que es una ardua tarea la de recopilar y analizar los datos. La investigación tampoco es cuestión de días o semanas, sino de meses debido a que la acusación, si la hubiere, se tiene que sustentar con pruebas inequívocas.

El precio ha pasado de 40 euro por Mw a 60

Marín Quemada ha vuelto a asegurar, en un acto organizado por Viesgo en la Universidad Menéndez Pelayo, que está analizando los datos del mercado eléctrico «con el escenario de precios altos», en pleno verano lluvioso en el norte y con los pantanos a rebosar. Así, ha señalado que desde mediados de mayo el precio se ha situado en un entorno de 60 euros por megavatio, que ha comparado con los 40 ó 50 euros por megavatio de meses anteriores, o los 55 euros de 2017.

Aunque cree que este precio es «una situación coyuntural» derivada de diversas circunstancias del mercado, el máximo jefe del organismo regulador ha mostrado la preocupación por «si hay algo más», dejando así la vía de la manipulación de precios. «Y por eso lo estamos mirando», ha afirmado Marín Quemada ha comentado que esta evolución de precio puede deberse a factores como la reducción de la participación de la energía eólica, al incremento de la demanda de electricidad en una época en la que, por ejemplo, hay más uso de aires acondicionados, o a cuestiones como el incremento «significativo» del coste del combustible.

También ha aludido a «efectos directos y efectos inducidos» y ha añadido que los costes de generación están aumentando desde el mes de abril. Pero además ha apuntado que los embalses están al 66% de su capacidad y ha aseverado que la cotización de los precios de combustibles y las tendencias de los mercados «parece que tienden a un mantenimiento».

Marín ha defendido el trabajo de la CNMC para garantizar que lo que se paga refleja el comportamiento de los mercados, y ha dicho que es responsabilidad del organismo «desalentar conductas que alteren los precios«.

«Efectivamente ha habido una alteración de los precios significativa en los últimos meses»

Sobre este tema, el secretario de Estado de Energía, José Domínguez, ha manifestado que el Gobierno «acompañará» a la CNMC «en la medida que sea posible», pero ha recalcado que la vigilancia del mercado es una tarea de ese organismo. «Efectivamente ha habido una alteración de los precios significativa en los últimos meses y tenemos que tener una explicación clara de por qué está ocurriendo eso», ha comentado a los medios de comunicación el secretario de Estado.

Ha añadido que el Gobierno se ha dirigido a la CNMC para pedir información. «Estamos ocupándonos del tema, como no puede ser de otra manera. Es nuestra obligación. Pero ellos son los que tienen la labor de vigilancia», ha concluido, antes de volver a ofrecer toda la colaboración del Ejecutivo.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD