Programas del domingo
Ford pierde 61 millones en España y solicita las ayudas del PERTE VEC II
Vista de la planta de Almussafes (Valencia) de Ford España.

Ford pierde 61 millones en España y solicita las ayudas del PERTE VEC II

17 agosto, 2023
|
Actualizado: 17 agosto, 2023 18:51
|
PUBLICIDAD

Ford ha solicitado las ayudas estatales de la línea del Proyecto Estratégico para la Recuperación y la Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (PERTE VEC II), en un momento en que la filial española de la automovilística registró 61 millones de pérdidas en 2022.

Según han confirmado fuentes de Ford España a EFE, la solicitud de estas subvenciones se enmarca en su línea de trabajo de electrificación de la factoría de Almussafes (Valencia).

La multinacional ya había solicitó ayudas en el marco de esta segunda convocatoria del PERTE para mejorar sus instalaciones dedicadas al ensamblaje de baterías.

Además, desde la compañía han explicado que Ford España registró 61 millones de euros de pérdidas en el ejercicio pasado, en 2022, tras haber sacado de su balance contable prácticamente la totalidad del negocio en México.

Ford Almussafes fabricará una nueva plataforma para vehículos eléctricos

Ford Almussafes fue elegida por la compañía para la producción de una nueva plataforma de vehículos eléctricos dirigida al mercado europeo.

El Gobierno abrió el plazo para las solicitudes del PERTE VEC II el pasado miércoles y prevé habilitar hasta 559 millones de euros para incentivar la fabricación de vehículos eléctricos.

En la primera convocatoria del PERTE VEC Ford -que se adjudicó inicialmente 106,3 millones para convertir la planta de Almussafes (Valencia) en una fábrica estratégica en el futuro del coche eléctrico de la compañía- renunció a las ayudas después de que sus previsiones de producción para España y toda Europa sufrieran alteraciones. 

ERE en Valencia

El pasado mes de abril, Ford España y UGT -el único sindicato que firmó el acuerdo- alcanzaron un acuerdo para las condiciones de los 1.144 afectados del ERE de la planta de Almussafes, Valencia, y las oficinas de Madrid, que ofrecía planes de salida con carácter voluntario para los empleados nacidos en 1969 y 1970 y mejoraba las cantidades para las bajas incentivadas, según informaron entonces fuentes del sindicato socialista.

El pasado 10 de marzo comenzaron las negociaciones del nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado para 1.144 empleados (960 de la planta de vehículos y 140 de motores, y otros 20 de oficinas, en la valenciana Almussafes, y 14 de las oficinas centrales en Madrid, dedicadas a marketing y ventas y distribución), que representa el 20 % de una plantilla de 5.800 trabajadores.

El cese de producción de los modelos S-Max y Galaxy, programado por la multinacional desde el pasado1 de abril, motivó las salidas de los empleados, ya que la planta se quedó con solo dos modelos en producción, Kuga y Transit, a la espera de la concreción de nuevos eléctricos dentro de la estrategia de Ford hacia la electrificación total en 2035.

Noticias Relacionadas: