Freixenet abre la puerta a irse de Cataluña tras el 21-D

Freixenet abre la puerta a irse de Cataluña tras el 21-D

21 noviembre, 2017
|
Actualizado: 21 noviembre, 2017 13:16
|
PUBLICIDAD

Freixenet decidió hace unos días mantener su sede en Cataluña, pero ahora ha advertido que podría irse de Cataluña tras el 21-D. Todo dependerá del resultado de las elecciones autonómicas.

Así lo ha asegurado este martes el presidente de Freixenet y de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, en declaraciones a los periodistas antes de participar en el XVI Congreso de Directivos de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), que se celebra en el Auditorio de la Diputación de Alicante bajo el título «Oportunidades y riesgos del directivo en la sociedad digital».

Bonet ha recordado que él mismo fue uno de los primeros en plantear al consejo de administración de Freixenet la salida de su domicilio social de Cataluña cuando comenzó el proceso secesionista pero que, «en tanto que había esperanza de volver a la normalidad», decidieron quedarse y «verlas venir».

«Si el 21 de diciembre resulta que se plantean las cosas de tal manera que vemos que no es conveniente seguir, volveré a poner la salida de Cataluña en el orden día del consejo y ahí votaremos», ha incidido.

Si finalmente se produjera esa marcha, el presidente de la marca de cava no ha dudado en calificarlo como «un desgarro«, pues «hace más de 100 años» que está asentada en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona).

Ve una aplicación muy prudente del 155 de la Constitución

A que decidieran quedarse en un primer momento, ha dicho, contribuyó la previsión de utilización del artículo 155 de la Constitución, que ha considerado que ha tenido «una aplicación muy prudente«.

El también presidente de la Cámara de Comercio de España ha considerado que este artículo ha puesto «freno a una dinámica que no se sabía a donde iba» y que estaba «totalmente fuera de lo normal», convocando unas elecciones para que los catalanes puedan «votar con garantías».

«No como lo que ocurrió el 1-O, que fue una movilización, sí, pero no un referéndum, porque sin garantías democráticas las urnas no valen», ha apostillado. En cuanto a la situación económica en Cataluña, Bonet ha asegurado que el mes de octubre fue «muy malo, en todos los sentidos», pero que noviembre «ha empezado a apuntar una mejoría». «Eso da un poco de esperanza de que, realmente, si cerramos la herida pronto, esto va a restablecer la normalidad», ha subrayado

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD